Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

El estadio de mi cabeza JulamWed, 04 Jul 2018 10:15:39 +00001842018 20, 2009

Filed under: Sin categoría — Alessia Di Bari @ 10:15 AM

¿Cómo sabes qué está bien para ti? Parece una pregunta pendeja, pero cuando has vivido en función de los demás –y ni siquiera te diste cuenta-, cómo sabes cuándo sí es tu voz la que está hablando y no el estadio de voces de tu cabeza.

 

Cómo reconoces a la auténtica, entre tantas que se le parecen…supongo que poniéndola en práctica, viendo el resultado y observando qué tan bien te sientes con él. No sé a ustedes, pero a mí, esto me frustra un poco. Ya sé que ando más intensa de lo normal; dándome a la tarea de cuestionarlo todo de nuevo. Desde ¿cómo se que lo que me gusta, realmente me gusta? Hasta ¿Será que eso que hace años no pruebo, sigue sin gustarme?

 

Es decir, reordenando, reagrupando, reconociendo dónde estoy y hacia dónde quiero ir. Es curioso, porque al mismo tiempo estoy mejor que nunca, supongo que por eso hoy puedo mover todo y darme a la tarea –paso a paso- de volver a acomodar, tirar lo que no me sirve y atreverme a dar los pasos que llevo un rato aguantando.

 

Para los que se quedaron marcando ocupado, no, no soy esquizofrénica… sólo escucho más de lo que me gustaría –a veces- las voces de afuera y me olvido de la mía. Esto se ha vuelto un proceso tan automático que ni cuenta me di que no era mi voz ¡Eso es lo que me duele! Me duele darme cuenta que –en ocasiones- paso por encima de mi, me exijo más de lo que me gustaría y tiendo a ser muy dura conmigo y mis procesos.

Si algo estoy aprendiendo, con todo este show de mi columna, es que se vale ir más lento, darme mis tiempos, descansar y disfrutar del viaje… veremos si llego al destino, pero –de menos- en el inter… disfrutemos el camino, porque ese seguro está.

 

En esto de no escuchar mi voz, dejé de escribir en mi blog y para cuando me di cuenta ya habían pasado 5 años ¡El tiempo vuela! Y apenas, hace poquito, pude ver que –en parte- dejé de escribir porque me da miedo sentirme juzgada. Cuando empecé mi blog era una desconocida más escribiendo sus locuras, vomitando ideas y experiencias; hoy, mucha más gente me conoce y eso me asusta.

Es curioso, sé que mucha gente no me cree cuando le digo que me puede mucho lo que opinen de mi, porque soy algo irreverente, extrovertida y bastante segura de mí misma. El tema es que una cosa no quita la otra.

 

No es como que me he engañado a mí misma todo este tiempo, sólo fui limitando un poco quién soy –sin querer- y hoy que me doy cuenta, no me gusta. Y en un ejercicio de valentía, escribo estas palabras.

Anuncios
 

De crisis existenciales está lleno el mundo JulpmSun, 01 Jul 2018 15:35:56 +00001812018 20, 2009

Filed under: Sin categoría — Alessia Di Bari @ 3:35 PM

Después de muchos años, me atrevo a retomar mi blog y escribir algo acerca de mí. Me lastimé la columna, tengo 5 hernias de disco en la zona lumbar y eso ha traído una revolución en mi vida. Estoy entrando en mi octava semana de reposo.

Sé que para muchos, puede sonar hasta relajante descansar… pero eso simplemente no estaba en mi configuración. Tenía claro –en la cabeza- que descansar no me encanta, que me cuesta trabajo bajarle a mi ritmo, etc… pero nunca dimensioné qué tanto.

 

Yo creo que somos seres integrales, donde el cuerpo, la emoción y la mente van de la mano y ocurren al mismo tiempo. No creo que nos “enfermemos” por casualidad, creo que nuestros síntomas nos muestran el camino y nos dicen por dónde vamos.

Así que, para mí, vivir mi dolor físico y emocional ha sido todo un viaje. He pasado por mil momentos… desde querer mandar todo a la chingada, vender mi departamento, mi camioneta, ceder mi parte proporcional de mi empresa e irme a otro país a estudiar el doctorado y olvidarme de todo (básicamente huir de mi). ¿El problema con esto? ¡Yo voy conmigo a donde quiera que decida irme! #NoEsOpción

 

Me he dado cuenta que al bajarle al ritmo y no hacer y hacer y hacer…siento que no tengo nada que aportar; como si quién soy no fuera suficiente y sólo ser y estar no bastara. Le pude poner palabras a una sensación que he tenido, no sé si siempre, pero sí desde hace mucho; es como si tuviera que pedir disculpas todo el tiempo por ser como soy, por ser quién soy. Es decir, si de pronto “brillo” ¡Qué poca madre, porque opaco a los de a lado o “les recuerdo” que se sientes chiquitos! ¿Entonces qué se supone, que necesito apagar mi luz, pa’ que los demás no se sientan mal?

Hoy que fui a votar, conecté con esta sensación y es que tristemente como país actuamos así. La casilla en la que me tocó votar, abrió tardísimo, ya todos teníamos parados haciendo fila poco más de una hora cuando salió uno de los funcionarios a decir que iban atrasados, que sólo estaba lista la casilla de “Espinosa a Macías” y proponía que la gente en ese rango de apellidos fueran pasando, en lo que las demás se ponían al corriente. La gente se empezó a poner mal, diciendo cosas como: “¿Por qué van a pasar primero ellos, si yo llegué antes?”, “¡Que se esperen, como todos!”, etc.

Me quedé sorprendida ¿no ven que todos ganamos si ellos empiezan a pasar? La fila se aligera y para cuando estén listas las demás casillas, ellos ya habrán pasado y nosotros podremos ir a lo nuestro más rápido ¡Es un ganar – ganar! ¿Por qué nos encanta jugar al perder – perder? No sé a ustedes, pero a mí de duele ver que actuamos así.

Somos tan solidarios para unas cosas y estamos tan ensimismados para otras.

 

¿Por qué no podemos disfrutar del éxito ajeno y que de hecho, eso nos impulse para buscar el nuestro? ¿Por qué bajar al que se atreve a soñar? ¿Por qué no podemos brillar todos? ¡Imagínense qué lindo!

 

En estos días he podido ver que soy valiosa por quién soy, pero más importante, lo que podido sentir –a momentos-. Soy mucho más de lo que hago, soy mucho más que mis estudios –que me dan seguridad y a veces, me agarro de ellos-. Soy mucho más que lo que alcanzo a ver de mi. Soy todas mis versiones y ninguna de ellas, al mismo tiempo.

Hoy empiezo a ver que muchas veces no me arriesgo por miedo a lastimar a alguien, por miedo a defraudar a mi familia, a mis amigos, a la gente que me sigue y confía en mi. También hoy empiezo a ver, que con todo y miedo a la crítica, estoy lista para hacer cosas distintas y dar pasos para los que me he preparado desde hace mucho; no sé si saldrán como quiero, pero si sé que no me voy a quedar con la duda.

Pocas cosas me molestan tanto como el: Qué hubiera pasado si… le digo que me gusta / pido un favor / digo lo que creo y/o siento / me atrevo a ser yo.

 

La semana pasada fui a un taller con Simona Cella, de la cual me declaro admiradora y con la que he tenido el placer de coincidir y crear una relación de admiración y cariño mutuo. Al final del curso, nos puso un video de India Arie cantando “I am light”… que para mí, terminó de hacer click con todo lo que vengo trabajando y acomodando en mi vida.

 

Cada que la escucho lloro como puerco atorado, simplemente me conecta con algo en mí, que me recuerda que soy mucho más que mi historia, mis errores y mis aciertos. Hoy empiezo a celebrar quién soy y lo orgullosa que estoy de mí, de mi historia… de mis amores y desamores, de la familia que tengo, los amigos que la vida me ha ido regalando y para los que no tengo más que palabras de agradecimiento.

 

Hoy me siento agradecida y lista para lo que la vida me tenga deparado. Hoy confío un poco más en la vida, ahí voy, paso a pasito, encontrando mi ritmo e intentando respetarlo.

 

¡Gracias a todas las personas (familia, amigos, pacientes, conocidos y desconocidos) que han estado al pendiente de mí, que me han apoyado en este proceso, que no me han dejado –aún cuando yo los he empujado-, que me quieren por quién soy y me lo hacen saber día con día! Mi columna va mucho mejor y mi crisis existencial… ¡también!

 

“I am light” India Arie

 

 

 

La manzana sanadora NovamMon, 11 Nov 2013 10:41:21 +00003142013 20, 2009

Duele verte México. Me duele ver a tu gente tan ávida de justicia, tan harta de todo lo que estamos viviendo y al mismo tiempo, sin medios para demostrarlo de maneras eficientes -que nos lleguen a todos-.
Mi Mexico, ese de las 1000 subculturas, ese lleno de matices y contrastes. Yo creo en el esfuerzo y el trabajo diario, pero hay quienes ni partiéndose el lomo tendrán acceso a una educación que valga la pena, a un préstamo para empezar su propio negocio o las herramientas emocionales para hacerse cargo de quiénes son y dejar de echar culpas.
Si tenemos el país que tenemos, es porque así lo hemos decidido. Tenemos -tristemente- el gobierno que nos merecemos.
Un país tan cínico y lleno de corrupción es difícil que salga adelante. Tan lleno de dolor, frustración e impotencia. Apático y sin ganas de nada. Siempre preocupados por mantener lo que tenemos, sin importarnos nadie más.
México, el país de los compadres y las relaciones. México el país del mañana.
Amo tu alegría, hasta que se convierte en vale madrismo. Somos un país que se reinventa cada seis años, el país del hoy. Mañana: “Dios proveerá”. Duele ver como nos quejamos y no hacemos nada por remediar el origen de nuestras dolencias.
Creo, en honor a uno de mis alumnos -que así la bautizó-, en la teoría de la manzana sanadora y soñadora. Esa manzana que no se deja pudrir, aunque esté rodeada de iguales putrefactas. Una manzana que -de hecho- contagia salud, que reconstruye tejidos y limpia heridas.
Si tan sólo fuéramos capaces de conectarnos unos con otros, de recordar eso que nos hace humanos.
Yo creo en lo que hago y creo en mi país. Oportunidades para irme en búsqueda de “mejores oportunidades” siempre he tenido y creo que siempre estarán ahí, pero creo en mi México. Amo mi país y todos los días lo elijo como mío; todos los días decido hacer lo mejor que puedo por mi y por la gente.
Trabajo con dos hombres increíbles con los que creé una empresa de desarrollo humano. Nosotros, creemos en hacernos responsables de quienes somos; necesitamos entender que culpar a los demás por mis múltiples y variados problemas, no soluciona nada. Necesitamos tomar acción, empezando por nosotros, haciéndonos cargo de nosotros -eso incluye pedir ayuda-, cuando la necesitamos. Somos más los que sí queremos un México -y un mundo- diferente. Hagámoslo posible.
manzana sanadora
 

¡esCOGE tus derechos y tómate la foto! SeppmTue, 03 Sep 2013 19:41:17 +00002452013 20, 2009

wasdiasaludsexual

Boletín de Prensa

Día Mundial de la Salud Sexual 2013

 

 

México se une a la cuarta  celebracion del Día Mundial de la Salud Sexual en 40 países con el tema: Derechos Sexuales.

 

Hay pendientes como violencia sexual y de género,  abuso, maltrato, violación y trata de personas,  embarazos no planeados, infecciones de transmisión sexual yaún se observa gran discriminación por motivos sexuales.

 

Para integrar la Salud Sexual debemos hacer valer los 11 derechos sexuales, que son los derechos humanos relacionados con la Sexualidad

 

 

México participará por cuarta vez en la celebración del Día Mundial de la Salud Sexual, impulsado por la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS, por sus siglas en inglés) con el tema: Para lograr la salud sexual, ¡esCOGE tus derechos sexuales y tómate la foto!

El próximo 4 de septiembre, la WAS conmemorará el día con una invitación a personas de todo el mundo a conocer la Declaración Universal de los Derechos Sexuales*, comentarlos, ejercerlos y lograr una mejor comprensión de lo que es la salud sexual.

“Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico. Para asegurar el desarrollo de una sexualidad saludable en los seres humanos y las sociedades, los derechos sexuales  deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por todas las sociedades con todos sus medios”. (Organización Mundial de la Salud, 2002)

La WAS ha declarado que  la libertad, integridad, autonomía, equidad, educación, información científica, atención clínica, decisiones reproductivas informadas, placer, privacidad, expresión emocional y libre asociación son derechos esenciales para el logro del bienestar físico, psicológico y social relacionados con la sexualidad constitutivos de la Salud Sexual.* (Ver la Declaración Mundial de los Derechos Sexuales en forma integral al final del documento, www.diamundialsaludsexual.org )

En 2010, la WAS hizo un llamado a todas sus organizaciones afiliadas para celebrar, por primera vez, el Día Mundial de la Salud Sexual en un esfuerzo académico y ciudadano por promover una mayor consciencia social acerca de la salud sexual en todo el mundo. En estos tres años, más de 40 países han participado en esta nueva celebración global, que se ha desarrollado por iniciativa de voluntarios.

En México, los Derechos Sexuales han tenido un impulso con avances en instrumentos legales que refuerzan los Derechos Humanos y la Ciudadanía, como la reforma al Artículo Primero de la Constitución, centrada en la Dignidad de la persona y que prohíbe la discriminación.

Otros avances significativos en favor de la Salud Sexual en México han sido la Interrupción Legal del Embarazo y el respeto a la libre asociación sexual y de la diversidad de familias con el matrimonio igualitario incluido el derecho a la adopción, y el reconocimiento del derecho a la identidad de las personas transgenero y transexuales especialmente en el DF.

Asimismo es destacable el compromiso de la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación” firmada por México y países de AL en la Conferencia Mundial de VIH/ Sida celebrada en México en 2008 que tiene como objetivo reducir en 75% la falta de educación sexual y en 50 % la falta de servicios amigables en salud para el año 2015.

Entre los pendientes que enfrenta nuestro país destacan  la prevención y lucha contra la preponderante violencia sexual y de género, del abuso, maltrato, violación y trata de personas, de embarazos no planeados de mujeres adolescentes, de infecciones sexualmente transmitidas,  garantizar el acceso a información científica para tomar decisiones responsables y para disminuir la influencia de los mitos y tabúes sociales, y garantizar el respeto ya que aún se observa gran discriminación por motivos sexuales.

Ante estos desafíos, participaran como desde hace tres años en la conmemoración El Centro Nacional de Para la Prevención y el Control del VIH-SIDA, la Comisión de Derechos Humanos del DF, y el Consejo Nacional de Prevención de la Discriminación CONAPRED anfitrión del evento.

Este año, en la ciudad de México, se programaron actividades en Septiembre, en la UAM Ixtapalapa el 4 y en la Delegación Tlalpan el 7  con la participación de diversas asociaciones y autoridades delegacionales mas las que se están armando en forma independiente.

En estos eventos  habran conferencias, información proporcionada por cada una de las organizaciones dirigida a todas la familias con el objetivo de explicar el concepto de Salud Sexual, como conocerla, cuidarla y celebrarla con la inclusión de personas de todas las edades.

En Poza Rica, Veracruz, participarán escuelas secundarias y preparatorias, radiodifusoras y autoridades municipales proporcionando información por medio de stands y charlas con especialistas. En Monterrey se organiza una jornada de apoyo via internet.

La WAS en México Propone que cada  persona o lea cuidadosamente sus derechos sexuales, elija uno o varios de todos ellos y se tome fotos, apropiándose de ellos.

 

En cada foro, habrá un espacio para hacerlo, se subirán al Facebook, además cada quien puede subir su propia foto, o la de su familia, pareja, amistades, apropiándose de sus derechos sexuales.

Los invitamos a dar click en “me gusta” y a seguir la página oficial de Facebook del Día Mundial de la Salud Sexual: www.facebook.com/4sept , visitar la pagina www.diamundialsaludsexual.org  y a seguirnos en Twitter @DiaSaludSexual

La Asociación Mundial para la Salud Sexual-WAS fue fundada en 1978 por un grupo multidisciplinario y global de organizaciones no gubernamentales con el objetivo de promover la salud sexual y los derechos sexuales en todo el mundo, basados en investigación científica sobre sexualidad, educación sexual, promoción de la salud, así como en sexología clínica. La WAS promueve la salud sexual y los derechos sexuales y la participación de todas las personas, sin discriminación o prejuicio.

 

Acerca del LOGO: Las once flamas representan los once derechos sexuales proclamados por la Asociación Mundial para la Salud Sexual que son esenciales para lograr la salud sexual.

 

 DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS SEXUALES

 

Declaración del 13º Congreso Mundial de Sexología, Valencia, España, revisada y

aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología (WAS) el 26 de agosto de 1999, en el 14º Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong, República popular China.

Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico. Para asegurar el desarrollo de una sexualidad saludable en los seres humanos y las sociedades, los derechos sexuales siguientes deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por todas las sociedades con todos sus medios. La salud sexual es el resultado de un ambiente que reconoce, respeta y ejerce estos derechos sexuales:

 

1. El derecho a la libertad sexual. La libertad sexual abarca la posibilidad de la plena expresión del potencial sexual de los individuos. Se excluye toda forma de coerción, explotación y abuso sexuales en cualquier tiempo y situación de la vida.

 

2. El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexual. Este derecho incluye la capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la propia vida sexual dentro del contexto de la ética personal y social. También están incluidas la capacidad de control y disfrute de nuestros cuerpos, libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.

 

3. El derecho a la privacidad sexual. Este involucra el derecho a las decisiones y conductas individuales realizadas en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos sexuales de otros.

 

4. El derecho a la equidad sexual. Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o limitación física o emocional.

 

5. El derecho al placer sexual. El placer sexual, incluyendo el autoerotismo, es fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.

 

6. El derecho a la expresión sexual emocional. La expresión sexual va más allá del placer erótico o los actos sexuales. Todo individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.

 

7. El derecho a la libre asociación sexual. Significa la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.

 

8. El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables. Esto abarca el derecho a decidir tener o no hijos, el número y el espacio entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.

 

9. El derecho a información basada en el conocimiento científico. Este derecho implica que la información sexual debe ser generada a través de la investigación científica libre y ética, así como el derecho a la difusión apropiada en todos los niveles sociales.

 

10. El derecho a la educación sexual integral. Este es un proceso que se inicia con el nacimiento y dura toda la vida y que debería involucrar a todas las instituciones sociales.

 

11. El derecho a la atención de la salud sexual. La atención de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y desórdenes sexuales.

 

LOS DERECHOS SEXUALES SON DERECHOS HUMANOS FUNDAMENTALES Y UNIVERSALES

 

alessia_derechos.sexuales

 

Dejémoselo al destino AgoamFri, 30 Aug 2013 01:49:43 +00002412013 20, 2009

Filed under: Sin categoría — Alessia Di Bari @ 1:49 AM
Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Esta nueva actitud mía me cae muy bien. Si bien, hoy estoy un poco triste porque se me juntaron varias cosas, sé que voy a salir adelante y sacaré provecho al máximo de todo lo que estoy viviendo. Simplemente lo sé. Tener ESA certeza, hace TODA la diferencia.

 

Es curioso sentir que valgo la pena, he trabajado mucho para sentirme así de bien y ahora que me la empiezo a creer, es una sensación rara –aunque muy agradable-.

 

Unos días antes de mi cumpleaños me di cuenta que no estoy buscando pareja, pero me fui al otro extremo… me comprometí con divertirme y darme a todo aquel que se me antojara y se cruzara por mi camino. Mi auto-regalo de cumpleaños 30, fueron 30 besos de 30 personas diferentes –conocidos y desconocidos-. Agarré parejo: hombres, mujeres, quimeras ¡todo se valía! ¿Y saben qué? ¡La pasé bomba! Me divertí muchísimo y celebré como las grandes mi cumpleaños… no me arrepiento ni por un segundo.

 

Hoy, me doy cuenta que si bien me siento muy a gusto con mi nueva sensación interna y con estas ganas de comerme al mundo, estaba en una posición que he criticado más de una vez: estaba siendo categórica y cerrada con ser abierta. Como siempre, la vida hizo de las suyas, conocí a alguien que me encantó y ya “no me quise portar mal”… lo que me hizo agarrar un muy mal trip porque yo ya había decidido que no quería estar con nadie.

 

Para no hacer largo el cuento, porque –en realidad es corto-, hoy –con la ayuda de mi mejor amigo- llegué a la conclusión de que estar “abierta a las posibilidades y divertirme en el proceso” es justo lo que necesito. Lo que sea que ocurra está bien… si conozco a alguien para pasar una noche… ¡bienvenido! Y si es para toda la vida ¡también bienvenido! Veremos que nos depara el destino.

 

 

 

Obsesión desconocida

Filed under: Sin categoría — Alessia Di Bari @ 1:47 AM
Tags: , , , , , , , , , , ,

No entiendo qué de ti me obsesiona tanto… te he visto 2 veces en  mi vida. Mi atracción por ti es ridícula, no la entiendo y no pretendo hacerlo. ¿Lo único que me ocupa? Concretar una cita más contigo.

Lo sé, sueno la más stalker de mi edad… ¡y sí! Pero no al nivel de enfermedad con el que sueno en este escrito.

 

¿Alguien se ha sentido así alguna vez? Con una ganas irrefrenables de agarrarse a los besos, caricias, toqueteos y demás artilugios amorosos con alguien que apenas conoce.

 

Sé que puedo estar con más hombres, pero quiero estar contigo. Sueño con el sabor de tu piel, la combinación de tu sudor con el mío y esa boca –delgadita- pero con ganas de comerse al mundo… ¡y a mí!

Tus manos recorriendo mi cuerpo, dejándose llevar por el ímpetu carnal. Si tan sólo te dieras chance, te atreverías a vivir, a poner en acción los músculos de la pasión –un tanto atrofiados por el miedo y el conformismo de vivir en una relación de años que (hasta donde sé) no te lleva a ningún lado-.

 

Cuando leo lo que escribo me desconozco en mis propias palabras. Ok, sí, soy intensa… ¡pero hay niveles! No sé por qué, cuando escribo sale mi parte más dramática, intensa, exagerada, etc.

 

Definitivamente, mi atracción por ti no es “normal”. Lo curioso –si es que se le puede llamar así- es que me da por etapas. Tengo momentos en los que prácticamente no pienso en ti, estoy tranquila y clara con que –probablemente- no nos volvamos a ver y me da tranquilidad. Otros, como hoy, donde no puedo dejar de pensar en ti y se me va el día ideando cómo toparme contigo “casualmente” en algún sitio de los que acostumbras visitar… que dicho sea de paso ¡no tengo la más reputísima idea cuál sea! Lo cual, complica mi plan estratégico a seguir.

 

Cuando me escucho a mí misma diciendo estas estupideces, me doy risa; pero una cosa no quita la otra. Que sepa que es una tontería idear planes y más planes para “toparme casualmente” contigo, no quiere decir que no los idee.

Además, otra cosa que me da risa, es que –seguro- si me llegara a topar contigo salgo corriendo, hago el peor ridículo de la historia, paso de largo o cualquier otro tipo de pendejada autoboicoteadora porque –honestamente- no sabría qué hacer si te veo.

 

Me pongo demasiado nerviosa cuando estoy cerca de tí, no atino a decir nada coherente en tu presencia, me siento tonta, las palabras no salen fácil –sino es pa’ decir tonterías-.En fin, no soy mi mejor yo las veces que te he visto, los nervios hacen de las suyas y no puedo controlar la verborrea –sin sentido- que sale de mi ser. Es como si te quisiera mostrar que estoy chida y que sí se de lo que hablo y –seguramente-, logro el efecto contrario.

 

Yo siento que sí te gusto. Cosa extraña, porque normalmente me cuesta trabajo notar cuando le gusto a alguien. Contigo es diferente.

Aunque, acto seguido, entra mi cabeza: “¿No será que como a ti te gusta mucho, quieres sentir/creer que a él también?” Y podría ser. Tal vez, sólo te pones nervioso porque el hecho de que sea sexóloga –como mucha gente-.

 

No sé, es muy extraño. Las dos veces que te he visto, he sentido que salen chispas entre nosotros. Según mi locura y yo, estamos convencidas que este pedo es de ida y vuelta. La última vez que te vi, te sentí súper nervioso y atolondrado… como no sabiendo muy bien qué hacer conmigo.

Yo andaba mucho más risueña y gritona de la cuenta. Qué estrés. No tengo idea si te diste cuenta que yo moría del nervio, pero estaba hecha un desastre… no sé ni cómo le hice. Creo que el sentirte igual o más nervioso que yo, me tranquilizó un poco. No sé, estuvo muy chistoso. Igual y ya lo distorsioné en mi recuerdo, pero según yo, ¡te gustó lo que viste!

 

Espero no estar percibiendo erróneamente, porque a mi ¡me encantó lo que vi! No sé cómo describir la atracción que siento por ti, ni tengo idea qué haría si algún día –de hecho- me correspondieras el halago y te animaras a salir conmigo. Eres de esos hombres que me encantan, seguramente porque sé que no puedes ser para mí.

 

 

NOTA. De verdad qué risa cuando leí lo que les acabo de postear. Tuve que hacer un esfuerzo importante en recordar de quién estaba hablando, pero me pareció divertido postear mis intensidades -de hace unos años- que me topé mientras buscaba unos archivos. Espero se rían tanto como yo. 

 

¡Qué susto!

Hace poco uno de mis pacientes, terminando la consulta me dijo: “yo sé porque no tienes novio”. Yo, entré en shock y pregunté por qué –con más miedo que ganas de escuchar la respuesta-… llevo desde adolescente intentado entender el por qué y mi paciente estaba a punto de decírmelo. Imaginen el cuadro.

 

Se me queda viendo y me dice: “Asustas”. Acto seguido, mi cabeza no dejaba de decir cosas como “obvio, siempre lo he sabido, todos me lo dicen desde que soy chavita… soy muy ruda, demasiado directa, no me dejo conquistar, la más intensa de mi edad y me encanta tener la razón”.

 

Así habrá sido mi cara –entre triste y “ya lo sabía”- que decidió volver a decir: “Asustas… ¡y mucho! ¡Estás bien chida! Si fuera soltero y tu no fueras mi terapeuta, no me atrevería a invitarte a salir… me daría miedo no dar el ancho. Estás increíble”.

 

Imaginarán mi cara de sorpresa… vi venir cualquier cosa, ¡menos eso! Siempre creí que asustaba por todo lo contrario, que alguien me dijera que asusto por chida es una nueva opción y a decir verdad ¡hasta me gusta!

 

La experiencia me vino como anillo al dedo, dado que es algo en lo que he trabajado mucho. Ya saben, todo este rollo terapéutico de sentirme valiosa y estar en paz con que el hecho de que llegue una pareja no depende de mí… qué hacer cuando llegue, sí.

 

Estoy en una etapa divertida… sobre todo en el tema pareja. Siempre he sido muy curiosa y con un espíritu de científica investigadora muy sui generis que me ha llevado a experimentar y poner a prueba todo lo que le digo a mis pacientes –por ejemplo- en la búsqueda de aquel… les puedo decir todo lo que NO funciona en pareja, comprobado por una humilde servidora.

 

Y es que sí, soy intensa, apasionada, divertida, comprometida, ñoña, cinéfila, lectora, junkie de todo lo relacionado con el mundo de las terapias y el desarrollo humano, amante de la cocina, clavada con las emociones y en la búsqueda –a veces un tanto obsesiva- de ser mi mejor versión día con día. Hoy, además, orgullosa de quién soy y de todo lo que he logrado.  ¡Échense este paquetito!

 

Como alguna vez me dijo un amigo… “eres una mujer de alto mantenimiento” y sí, tal vez lo soy… pero creo que lo valgo. En paz con mi proceso y contenta con los resultados. Si llega, bienvenido; sino, nada pierdo con intentarlo.