Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Se nos va… DicpmThu, 31 Dec 2009 18:56:19 +00003642009 20, 2009

Filed under: escritos de ayer y hoy — Alessia Di Bari @ 6:56 PM
Tags: , , , ,

Un post chiquitito…

nada más porque no puedo dejar pasar en blanco el último día del año y por supuesto para  desearles un ¡GRAN AÑO NUEVO!…  lleno de cosas lindas y mucho, mucho, mucho AMOR.

Nos seguimos leyendo…

Anuncios
 

Querido Santa… DicpmWed, 23 Dec 2009 19:02:11 +00003562009 20, 2009

Esta navidad, SÓLO tengo UN deseo en el que espero puedas interceder por mí.  De regalo navideño y es más, para que veas que soy súper buena… te doy chance que te juntes con los Reyes Magos y me lo traigan entre todos. Es más –ando de oferta-  hasta le puedes pedir ayuda a la “Befana”, por aquello de las raíces italianas… se vale pedir ayuda de quien tú quieras…

Bueno, antes diré TODO lo que he hecho de bueno este año –hay que juntar puntos para mi regalo-… me he portado ¡muy bien!

– Me he tomado con calma las bajas en el rubro amistoso (y mira que estuvo heavy)

– He sido paciente con esto del trabajo (ya llegará, ¿no? Es lo que siempre me dicen)

– Me titulé de la maestría en Sexología Educativa, Sensibilización y Manejo de Grupos (¿por qué puse todo el nombre? Nomás… ¡pa presumir!)

– Me inscribí a una nueva (Lo mío, lo mío… es el estudio)

– Doy clases por puro amor al arte (esperemos que eso cambie para principios de este año venidero)

– No deseé al hombre de mi prójima (y mira que hay prójimos MUY deseables)

– Me bañé todos los días (bueno, los domingos no cuentan porque son días festivos)

– Ah y por último y no menos importante… doy servicio a la comunidad por medio de mis asesorías sexológicas gratis a través del tuiter.

¿Acaso existe alguien más bondadoso que yo? ¡Obvio no! Y ¡¡¡no estoy haciendo berrinche!!! Sólo digo lo que creo y CREO firmemente que ya me merezco un regalito de carne y hueso. Sí, ¡me lo merezco!

La cosa es que no quiero cualquier “regalito” de carne y hueso… quiero uno que valga la pena.

Ya sabes de quién hablo… no te hagas. De hecho, lo conozco desde hace mucho, pero nunca se ha dado nada; recién lo conocí me cayó mal, me pareció sumamente pretencioso y pedante. Cabe mencionar, que yo tampoco tenía la mejor actitud por aquellas épocas.

Parece que no nos ponemos de acuerdo. Es más, estoy casi segura que, si supiera que me refiero a él, caería de espaldas… bueno, eso creo.

¿Te acuerdas cuando entré a un servicio de “citas” por Internet? Sí, ya sé… no sé en qué estaba pensando, pero ESA no es la cuestión. ¿Te acuerdas que hubo alguien que me contactó y lo rechacé porque me atacó el pánico escénico? No sé si él ya se dio cuenta que esa era yo, o tal vez, ya ni se acuerde que me mandó una invitación para conocernos. Chale, qué indecisión. ¿Qué se hace en estos casos? ¿Se le recuerda que le gustó mi perfil y lo maravillosa que soy? (sino me echo flores yo, ¿quién?) Mmm, creo que no.

No sé, creo que él está en otro canal… bueno, si me sirve de consuelo, ¡parece que le caigo bien! En fin, la realidad es que no tengo idea… por eso, clamo tu ayuda. Tal vez, tú sepas mejor qué procede en estos casos. Igual y me dices lo que todos, si supieran… paciencia, bájale 2 rayitas a tu intensidad y dale tiempo al tiempo. Igual y no…

 

El comienzo de una nueva aventura

Si me lo hubieran dicho hace unos meses, ¡jamás lo hubiera creído!

Hoy, estoy de manteles largos… acabo de abrir OTRO blog, se llama Sexo ¿qué? y nació a petición y sugerencia de mucha gente. La idea de este nuevo bebé surgió del twitter… e intentaré estar subiendo el material que posteo ahí.

Hasta hace poco me consideraba muy poco tecnológica, de hecho me chocaba todo lo que tuviera que ver con la tecnología –entiéndase computadora-. Pero desde que descubrí el facebook –chismógrafo electrónico más grande que existe-; abrí mi primer blog –al cual amo con todo mi corazón, me ha dado grandes satisfacciones-; entré a twitter –soy súper adicta a escribir en 140 caracteres- …hoy nace mi segundo hijo – a ver qué tal-.

No sé, igual y es una tontería, pero estoy emocionada. Yo me tomo estas cosas muy en serio… cualquiera diría que me pagan por escribir en twitter o en este mi blog –que también es suyo-. Estaría increíble ¿no? Que me pagaran por hacer estas cosas… ¡nunca se sabe!  Quien quita y un día de estos se me hace el milagrito.

En fin, ya veremos qué pasa en esta nueva aventura… y pues ¡ni hablar! A escribir de sexo se ha dicho… al final, para eso estudié ¿no?

 

Primera vez DicamMon, 21 Dec 2009 05:49:56 +00003542009 20, 2009

Estaba nerviosa, temblorosa. Era la primera vez que veía a un hombre completamente desnudo y lo tenía enfrente de ella.

Había fantaseado muchas veces con este momento y ahora que se hacía realidad, no sabía que hacer.

Él la tomó de la cintura y comenzó a besarla; al sentir sus labios, ella se dejó llevar. Era como si su cuerpo supiera qué hacer, como si el conocimiento lo tuviera registrado de antaño… sus caderas se movían rítmicamente, seguían la música de la pasión.

Así, comenzaron un vaivén de emociones. Siempre le habían dicho que la primera vez era horrible, dolorosa y nada placentera; su experiencia empezaba a dictar lo contrario.

Hasta el momento, ella sólo había sentido oleadas de placer indescriptibles. Parecía que hubieran estado juntos desde siempre.

Entre gemidos y sudor, la tomó fuertemente de los brazos y la puso de espalda, contra la cama. El momento cada vez estaba más cerca.

Sintió cómo su vagina se abría, estaba lista… necesitaba ser penetrada por aquel hombre. Se lo pidió –a gritos-  y él, de un solo golpe la penetró profundamente. Se quedó ahí un momento, inmóvil,  para que su cuerpo se acostumbrara a él.

En todo momento, estaba pendiente de ella; la miraba, la besaba, le preguntaba cómo se sentía. Cuando ella estuvo lista, él continuó. Primero despacio y luego, cada vez más fuerte. Ella no podía creer lo que estaba sintiendo, simplemente era indescriptible.

De pronto, empezó a sentir cómo su cuerpo se tensaba; los dedos de los pies se le retorcían, el abdomen se rigidizaba, la pelvis la sentía incendiar. No supo ni cómo, pero sin más ni más, sintió una descarga eléctrica…su cuerpo temblaba, toda ella estaba en un frenesí. Sintió unas contracciones intensas y una sensación de bienestar y plenitud que nunca había sentido.

Él la miraba mientras tenía su primer orgasmo, siendo partícipe de él. La tomaba fuerte entre las manos, acompañándola en este sube y baja amoroso. Ahora, era el turno de él y estaba listo para compartirlo con ella.

 

¿quién soy?

Filed under: escritos de ayer y hoy — Alessia Di Bari @ 3:54 AM
Tags: , , , , ,

Noche de insomnio, nada mejor que hacer. Escribiendo para entretenerme en algo… una pequeña adivinanza, a ver qué les parece. Está muy fácil!

Le doy una mordida, mis dientes se encajan en su carne… suave y firme a la vez. De primera instancia percibo un sabor dulce, para después dejarme una leve sensación ácida en la boca, como las pasiones cuando –inevitablemente- están llegando a su fin. Mis labios están impregnados de ella, de su sensualidad. Me pregunto qué la hace tan sensual… ¿su color? Un rojo intenso, que sin lugar a dudas nos remite al sexo… ¿su forma? Un corazón palpitante, esperando a ser devorado con ávida desesperación… la misma que se siente cuando nos sentimos atraídos hacia alguien. Tal vez sea la obligada relación entre el símbolo del corazón y el amor… ¿su sabor? Agridulce, como la pasión. Con altibajos deliciosos y desconcertantes.

 

Demasiado DicamFri, 18 Dec 2009 02:19:14 +00003512009 20, 2009

Filed under: escritos de ayer y hoy — Alessia Di Bari @ 2:19 AM
Tags: , , , , , , ,

Comehombres”… han pasado poco más de dos semanas desde que me lo dijeron y la palabra sigue resonando en mis adentros.

No tengo idea qué dije, pero de la forma más natural, el chavo que estaba sentado a lado de mí, se volteó y me dijo: – “Cualquiera que te escuchara hablar, diría que eres una “comehombres” y lo más chistoso es que seguro eres súper tierna”

Me quedé fría, sólo atiné a sonreir. De verdad no recuerdo qué comentario hice antes de esa intervención, para que diera como resultado esa frase.

No me sentí ofendida, simplemente sorprendida y creo que sigo así.

Si debo ser muy sincera, no es la primera vez que me lo dicen; es algo relativamente recurrente. La respuesta que siempre me dan es que soy DEMASIADO segura y eso espanta a CUALQUIERA (cualquiera que sea hombre).

Ahorita, mientras escribía DEMASIADO, recordé la última sesión con mi terapeuta… “Alessia, ¿si te has dado cuenta que en cuestión de pareja eres DEMASIADO segura, DEMASIADO fiel, DEMASIADO estable, DEMASIADO entregada, DEMASIADO madura? ¡Tú eres demasiado para cualquiera! Y así ¿cómo pretendes siquiera que el otro haga algo? Tú haces más que suficiente para los dos”.

No tienen idea lo enojada que salí de ahí… ¿cómo se puede ser DEMASIADO algo? ¿Por qué estaría mal ser DEMASIADO leal o estable?

Y recuerdo a mi papá cuando dice: “No se puede estar medio embarazada, o estás embarazada o no lo estás” Supongo que lo mismo me pasa con la lealtad, la fidelidad y la entrega. Yo creo que o eres o no eres y punto; no se puede medio ser. O estás comprometida con alguien o no lo estás.

Aunque LA realidad se ha encargado de decirme y de enseñarme que sí se pueden los términos medios, parece que yo traigo tatuado en la sangre que NO.

Lo sé, soy DEMASIADO intensa y eso asusta. Yo digo que si me topara con un hombre igual que yo, sería muy feliz. Mis amigas y mi terapeuta dicen que saldría corriendo despavorida. (¿Quién tendrá razón?)

Tal vez deba empezar, como me dijo una muy buena amiga, por dejar de hacer tanto por el otro y dejar que hagan por mí. Me cuesta mucho trabajo recibir, estoy acostumbrada a dar y me gusta; me siento útil y valiosa. Recibiendo me siento incómoda.

En mi casa, cada uno a nuestra forma, todos damos – y aunque a unos más y otros menos – , a todos nos cuesta recibir. Inclusive un “te quiero mucho” es difícil de aceptar; no somos la familia más expresiva -verbalmente- que conozco. Aprendimos a dar amor… haciendo.

Somos una familia MUY amorosa, desde el hacer. Siempre dispuestos para el otro y no se diga si alguien se enferma; ahí estamos al pie del cañón, viendo en qué podemos ayudar.

Es más, somos una familia que ayuda a otras familias. Nos encanta andar “rescatando” gente, esa es la forma que nos enseñaron a amar, de generación en generación.

Mi mamá tuvo una fundación para niños de la calle durante 10 años y aún cuando tuvo que cerrar, se quedó con tres niños por los que actualmente sigue velando.

Mi papá siempre nos ha dicho que te casas con la familia de tu pareja; para bien o para mal. Él adoptó a la familia de mi mamá; a mis abuelos les dice papás y desde hace algún tiempo que mi nonna (abuela) dejó de trabajar, él la mantiene.

Así, como pueden ver, somos una familia muy preocupada por ayudar, por dar y dar y dar. El único problema… no sabemos recibir.

Lo bueno… somos RE-buenos para solucionar problemas. Si tienen alguno, no duden en buscarnos.

 

fama twittera DicamThu, 17 Dec 2009 03:02:45 +00003502009 20, 2009

Filed under: escritos de ayer y hoy — Alessia Di Bari @ 3:02 AM
Tags: , , , , , ,

¿Significará algo haber “ganado” poco más de 1,000 followers en 24 hrs? Para los que no tienen idea de qué hablo; estoy reflexionando acerca de algo que me pasó entre ayer y hoy en el Twitter.

Según yo, no hablé de ningún tema que no hubiera hablado antes. Es más, creo que en alguna ocasión anterior toqué temáticas un poco más fuertes o de manera más descriptivas que esta vez.

En fin, no tengo idea qué pasó, pero algo fluyó distinto. Hoy en la mañana me topé con que estoy en el Top 5 del twitter venezolano. De hecho, mucha de la gente que me sigue es de ahí ¿curioso, no?

Por supuesto que ha sido MUY gratificante que algo que hago con TANTO gusto, la gente lo tome así. Claro que ha habido –como siempre- gente que me empieza a seguir y luego me avisa que ya no me va a seguir porque soy “muy pornográfica” o porque “soy muy descriptiva” o por alguna otra razón parecida a estas. La verdad es que no me ofende en lo más mínimo, estoy acostumbrada a que muchas personas piensen “N” cantidad de cosas acerca de mí –debido a la profesión que tengo-.

Algo que sí llamó mucho mi atención fue que más de uno, está convencido que soy hombre. Por un lado me da risa que piensen eso, pero por otro me intriga. ¿Qué querrá decir? ¿Sólo los hombres pueden hablar así de sexo? ¿Sólo un hombre se atrevería a postear lo que yo hago? No lo sé, son las posibilidades que me vienen a la mente.

Otra cosa que ha sido muy curiosa es que gente que comúnmente no me escribe o con la que tengo poco – o nulo – contacto desde hace varios años, de repente le ha dado por salir del olvido… ¡lo que hacen 5 minutos de fama en el twitter!

No digo que todos los que me han buscado sea por eso; hay quien se acaba de enterar que soy sexóloga. Si tomamos en cuenta que la última vez que supieron de mí, me dedicaba a la producción cinematográfica o cuando menos, pretendía hacerlo. Es de esperarse que les haya llamado la atención el cambio.

No sé, tal vez lo 5 minutos de fama twittera se me subieron ¡a mí a la cabeza! y juro que los re-aparecidos tienen que ver con eso. El tiempo dirá y yo les contaré a que se debió, si es que me entero.