Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Dejémoselo al destino AgoamFri, 30 Aug 2013 01:49:43 +00002412013 20, 2009

Filed under: Sin categoría — Alessia Di Bari @ 1:49 AM
Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Esta nueva actitud mía me cae muy bien. Si bien, hoy estoy un poco triste porque se me juntaron varias cosas, sé que voy a salir adelante y sacaré provecho al máximo de todo lo que estoy viviendo. Simplemente lo sé. Tener ESA certeza, hace TODA la diferencia.

 

Es curioso sentir que valgo la pena, he trabajado mucho para sentirme así de bien y ahora que me la empiezo a creer, es una sensación rara –aunque muy agradable-.

 

Unos días antes de mi cumpleaños me di cuenta que no estoy buscando pareja, pero me fui al otro extremo… me comprometí con divertirme y darme a todo aquel que se me antojara y se cruzara por mi camino. Mi auto-regalo de cumpleaños 30, fueron 30 besos de 30 personas diferentes –conocidos y desconocidos-. Agarré parejo: hombres, mujeres, quimeras ¡todo se valía! ¿Y saben qué? ¡La pasé bomba! Me divertí muchísimo y celebré como las grandes mi cumpleaños… no me arrepiento ni por un segundo.

 

Hoy, me doy cuenta que si bien me siento muy a gusto con mi nueva sensación interna y con estas ganas de comerme al mundo, estaba en una posición que he criticado más de una vez: estaba siendo categórica y cerrada con ser abierta. Como siempre, la vida hizo de las suyas, conocí a alguien que me encantó y ya “no me quise portar mal”… lo que me hizo agarrar un muy mal trip porque yo ya había decidido que no quería estar con nadie.

 

Para no hacer largo el cuento, porque –en realidad es corto-, hoy –con la ayuda de mi mejor amigo- llegué a la conclusión de que estar “abierta a las posibilidades y divertirme en el proceso” es justo lo que necesito. Lo que sea que ocurra está bien… si conozco a alguien para pasar una noche… ¡bienvenido! Y si es para toda la vida ¡también bienvenido! Veremos que nos depara el destino.

 

 

Anuncios
 

Nuevos desafíos JunpmMon, 24 Jun 2013 20:03:10 +00001742013 20, 2009

Tengo algo importante que contarles. El 5 de julio empiezo una nueva aventura, mi primer programa de tv donde yo estaré a cargo de absolutamente TODO. Estoy MUY emocionada y MUY/HARTO/EN EXCESO nerviosa.

Sé que lo peor que puede pasar es que no salga, pero me encantaría que saliera remotamente parecido a como lo tengo en la cabeza. La idea es que sea un programa abierto, directo y muy honesto. Son ustedes los que me darán la pauta de hacia dónde ir. Todas sus propuestas son bienvenidas.

Si quieres sumarte al proyecto, eres más que bienvenido(a); la forma de apoyarnos es mandándonos tus dudas y/o comentarios vía correo electrónico a alessia.dibari@gmail.com en video. De esta manera, tendremos opiniones y dudas de gente normal, como tú… ¡que nos servirán a todos(as)! Tú experiencia es importante para mí.

Además, me puedes escribir en las redes en las que nos topamos todos los días, como twitter @SexologaDiBari o facebook “Sexóloga Di Bari”.  De esta manera, estaremos en contacto directo y sabré cuáles son tus inquietudes; que estoy segura, serán parecidas a las de muchos(as) más.

El tema del primer programa es: “Mitos de la femineidad”.  ¿Qué significa ser mujer? ¿Qué ventajas y desventajas sientes que tienen las mujeres? ¿Qué mitos conoces que tengan que ver con las mujeres? ¿Tienes alguna duda acerca de la femineidad?

Tú apoyo hace toda la diferencia. Participa y juntos hagamos de la sexualidad algo delicioso y muy de nuestro día a día.

¡Por una sexualidad libre y sin prejuicios! Bienvenido(a) a esta nueva aventura.

P.D. Ya se me estaba olvidando. Me podrás ver todos los viernes, en vivo, a partir de las 9:30 pm a través de dixo.com ¡Nos estamos viendo!

 

La llegada de los 30 MayamFri, 17 May 2013 01:21:59 +00001362013 20, 2009

¿Algún día encontraré a alguien con quien compartir-me? ¡La pregunta del millón de dólares! Todos mis amigos –que por supuesto me quieren- opinan que sí… yo no estoy tan segura. Como les digo a algunos de mis pacientes… “Llevas X cantidad de años sin poder… ¿qué te hace pensar que vas a poder?” Es una intervención terapéutica, sirve para llevarlos a aceptar el estar solos, para así, poder estar en pareja.

Es un ganar-ganar. Si realmente aceptas y abrazas la idea de estar sola y  no encontrar a nadie, estarás tranquila y en paz, llegue o no llegue aquel. Dejas de buscar y te dedicas a disfrutar de todos los equivocados… porque sabes que el indicado no existe; lo cual –paradójicamente- hace más fácil el arrivo del susodicho en cuestión. Te relajas y eso hace que las cosas fluyan, sin presión… sólo por diversión. No hay expectativa, no esperas que nada ocurra.

Ahí está el quid del asunto… cuando se trata de pareja, me lo tomo demasiado en serio. Trabajo día a día para relajarme y divertirme en la búsqueda del buen hombre que quiera estar conmigo –y yo con él-… pero nomás no lo he logrado. Bueno, tengo mis momentos de iluminación. Me pongo en paz con el tema y luego se me va la paz; es un juego de estira y afloje.

Probablemente ando intenseando porque ya se acerca mi cumpleaños número 30 y mal que bien, hay ciertas expectativas con respecto a esta edad que no estoy logrando cumplir.

Me encanta mi vida, lo cual –en ocasiones- me da un poco (o un mucho) de culpa. Me duele darme cuenta que mucha gente a mi alrededor no disfruta su vida ni está contenta –como yo- con la mía. El único pelo en la sopa… ¡no tengo pareja! ¿Existen hombres que me gusten? ¡Varios! Ese nunca ha sido el problema… el problema es que me gustan los equivocados. JA.

Lo sé, ando de azotada. Pero todos necesitamos aventarnos al drama de cuando en cuando y para mí, hoy fue ese día. Tal vez sean las hormonas, el avecinamiento del onomástico ó simplemente traigo la vena atravesada, pero hoy ando con ganas de quejarme de mi vida amorosa.

Y es que sí, me da miedo no encontrarlo… pero tampoco estoy dispuesta a conformarme con quien sea. Exigencias básicas pues. Y sí, estoy dispuesta a quedarme sola, eso sí, con pequeños –o grandes- momentos de diversión/distracción de cuando en cuando… una cosa no se pelea con la otra.

Temo ser un número más del fenómeno “exitosa, pero sola”. Sí, hay crisis de pareja a nivel mundial… las mujeres no sabemos ser mujeres y los hombres no saben ser hombres. Sí, hay crisis de género, es notorio y todos hablamos al respecto. La pregunta que me asalta ¿podré ser una de las que logre encontrar el equilibrio? ¿encontraré mi lugar como mujer, pareja, profesionista, amante, madre, amiga, hermana, hija, etc? Claro, todo esto da lugar a mi tesis doctoral, que espero muy pronto comenzar… pero esa, es otra historia.

La pregunta a responder es: “¿Seré una más de la estadística o lograré marcar una diferencia?” Realmente espero ser la segunda. De lo que sí estoy segura, es que moriré intentándolo. Probando una y mil formas de cómo estar en pareja y experimentando mi ser mujer de múltiples y variadas maneras… hasta encontrar la mejor de las formas, la mía.

 

RESIGNIFICANDO MI FEMINEIDAD MarpmFri, 08 Mar 2013 16:08:29 +0000662013 20, 2009

¿Qué significa ser mujer? ¿Alguna vez te has puesto a reflexionar al respecto? Tanto mujeres como hombres, tenemos una versión acerca del significado de pertenecer a uno u otro género… pero, te has detenido a pensar, para ti – en particular- ¿qué significa? ¿Cómo lo vives? ¿Si estás de acuerdo con lo que esperan de ti –por el simple hecho – de pertenecer a uno u otro género?

Hoy, 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora ó Día Internacional de la Mujer y me parece un buen pretexto para invitarlas a la reflexión acerca de nosotras mismas. ¿Quiénes somos? ¿Cómo nos sentimos respecto a nosotras mismas? De pronto, resulta complicado saber cuál es nuestro papel en la sociedad, en nuestras familias, con nuestra pareja, nuestros hijos(as), etc.

Creo importante hacernos estas preguntas, ya que muchas veces somos víctimas de nuestras propias creencias inconscientes porque nunca – o rara vez- nos tomamos el tiempo de hacer un repaso y notar en dónde estamos paradas y hacia dónde queremos avanzar.

Mujeres habemos de todo tipo, lo interesante es cómo te sientes respecto al perfil de mujer que crees ser o, más complicado aún, con la que te gustaría ser.

¿Estás a gusto con quién eres? ¿Sientes que cumples con lo que se espera de ti como mujer? ¿Ha habido momentos en los que hubieras preferido no serlo? ¿Ejerces tu sexualidad libremente y sin ningún tipo de traba? ¿Te sientes limitada en el ejercicio de tu sexualidad porque crees que las mujeres no podemos hacer tal o cual cosa?

No hay respuestas correctas o incorrectas. Contesta honestamente cómo te sientes, las conclusiones a las que llegues será información valiosa para ti y te dirá mucho acerca de quién eres y tu percepción del mundo.

Yo soy mujer y estoy orgullosa de serlo. Creo que el hecho de tener una vagina y dos pechos no dice nada de mí, excepto mi sexo. Creo, firmemente, que antes que mujeres u hombres, somos seres humanos y como tal quiero ser tratada y vista. Creo que las personas somos potencialidad en esencia y depende de nosotros hacer algo con todo ese potencial para convertirlo en algo valioso para nosotros y para las personas que nos rodean.

Tú, ¿en qué crees?

 

Innombrable JunpmMon, 04 Jun 2012 17:27:10 +00001552012 20, 2009

Ni siquiera me atrevo a mencionar tu nombre. Te sueño dormida y despierta, te admiro, te veo y se me va el aire. Hablar contigo y no decirte lo mucho que provocas en mi es un tormento, las palabras se atoran en la garganta, una tras otra, esperando su turno y momento perfecto para ver la luz.

Mi cuerpo reacciona con sólo una mirada tuya. Sueño que me posees, que me haces tuya, de formas que ni siquiera tenía idea existían. Estar entre tus brazos es territorio seguro. Seguro porque, estoy clara, jamás te fijarías en mí como mujer…o al menos eso creo.

Amor prohibido, ese eres en mi vida. El hombre que tengo cerca de mi corazón y lejos de mi realidad.

No sé cómo te metiste de forma tan abrupta, entraste sin permiso y no tengo muy claro cómo sacarte. Lo peor, ¡no sé si quiero!

Es molesta tanta atracción hacia tí. Pierdo el control cuando estás cerca, me siento vulnerable y con ganas de escaparme contigo lejos de aquí. ¿Enfrentar lo que siento por tí? No sé si puedo. El precio a pagar, muy elevado, podría perderte para siempre.

Tú, no tienes idea de esto. Sólo mi corazón y yo sabemos cómo es estar cerca de tí y podemos guardar el secreto; lo hemos hecho muchas veces. Supongo que esta no es la primera, ni será la última.

Duele verte, pero duele más no saber de tí.

Escribo y me espanto de mis palabras, fluyen con tanta facilidad…

 

Reflejos que confunden

Creo que te sorpenderías igual -o más que yo- si supieras todo lo que provocas en mí. Despiertas mis más bajas pasiones y mis más escondidos, tiernos y suaves sentimientos. No entiendo cómo pasó. Me frustra haberte dejado entrar, no me diste tiempo de poner freno. No sé cómo parar.

Por el día, estás en mis pensamientos… por las noches, en mis sueños. No hay momento en que no estés presente. Lo que más asusta es… ¡que me gusta!

Mi cuerpo te desea, te busca en las noches con desesperación, se prepara para tu llegada…se abre para tí… lubrica como nunca, en espera de tí… de tus caricias, de tus besos.

Me emociona saber que te voy a ver, parezco quinceañera… nada me gusta, me ataca el nerviosismo y la falta de claridad acerca de lo que quiero hacer o deshacer. Me da miedo que todo esto se salga de control.

No sé si quiero que sepas de mi, pero siento que necesito aprovechar estos días  para que me conozcas y conocerte. ¿Y si sólo eres un reflejo de mi propio deseo?

 

Dejarte

No sé si estoy haciendo lo correcto; mi baja autoestima dice que no…. pero ¡nos merecemos mucho más que esto! Dejarte no es fácil, pero es lo mejor para los dos.

Te adoro, eres un gran hombre. Nunca pensé que alguien -algún día- me trataría tan bien como tú y por eso, te estaré muy agradecida. Ahora sé que los hombres como tú existen, aunque tú, no seas el hombre para mi.

Eres el primero que entra en mi corazón y ha sido maravilloso. No fue tan catastrófico como creí; es más, lo volvería a hacer. Gracias por cuidarme, protegerme y tenerme toda la paciencia y el amor que necesitaba para confiar, abrirme y entregarme.

Hoy, te devuelvo tus promesas y me quedo con las mías, para que seas libre de amar y de entregarlo todo con alguien más; yo, haré lo mismo -eventualmente- cuando me sienta lista.

Nos merecemos la relación de nuestros sueños, no descanses hasta encontrarla, yo haré lo propio.

De todo corazón, te deseo lo mejor.