Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Obsesión desconocida AgoamFri, 30 Aug 2013 01:47:51 +00002412013 20, 2009

Filed under: Sin categoría — Alessia Di Bari @ 1:47 AM
Tags: , , , , , , , , , , ,

No entiendo qué de ti me obsesiona tanto… te he visto 2 veces en  mi vida. Mi atracción por ti es ridícula, no la entiendo y no pretendo hacerlo. ¿Lo único que me ocupa? Concretar una cita más contigo.

Lo sé, sueno la más stalker de mi edad… ¡y sí! Pero no al nivel de enfermedad con el que sueno en este escrito.

 

¿Alguien se ha sentido así alguna vez? Con una ganas irrefrenables de agarrarse a los besos, caricias, toqueteos y demás artilugios amorosos con alguien que apenas conoce.

 

Sé que puedo estar con más hombres, pero quiero estar contigo. Sueño con el sabor de tu piel, la combinación de tu sudor con el mío y esa boca –delgadita- pero con ganas de comerse al mundo… ¡y a mí!

Tus manos recorriendo mi cuerpo, dejándose llevar por el ímpetu carnal. Si tan sólo te dieras chance, te atreverías a vivir, a poner en acción los músculos de la pasión –un tanto atrofiados por el miedo y el conformismo de vivir en una relación de años que (hasta donde sé) no te lleva a ningún lado-.

 

Cuando leo lo que escribo me desconozco en mis propias palabras. Ok, sí, soy intensa… ¡pero hay niveles! No sé por qué, cuando escribo sale mi parte más dramática, intensa, exagerada, etc.

 

Definitivamente, mi atracción por ti no es “normal”. Lo curioso –si es que se le puede llamar así- es que me da por etapas. Tengo momentos en los que prácticamente no pienso en ti, estoy tranquila y clara con que –probablemente- no nos volvamos a ver y me da tranquilidad. Otros, como hoy, donde no puedo dejar de pensar en ti y se me va el día ideando cómo toparme contigo “casualmente” en algún sitio de los que acostumbras visitar… que dicho sea de paso ¡no tengo la más reputísima idea cuál sea! Lo cual, complica mi plan estratégico a seguir.

 

Cuando me escucho a mí misma diciendo estas estupideces, me doy risa; pero una cosa no quita la otra. Que sepa que es una tontería idear planes y más planes para “toparme casualmente” contigo, no quiere decir que no los idee.

Además, otra cosa que me da risa, es que –seguro- si me llegara a topar contigo salgo corriendo, hago el peor ridículo de la historia, paso de largo o cualquier otro tipo de pendejada autoboicoteadora porque –honestamente- no sabría qué hacer si te veo.

 

Me pongo demasiado nerviosa cuando estoy cerca de tí, no atino a decir nada coherente en tu presencia, me siento tonta, las palabras no salen fácil –sino es pa’ decir tonterías-.En fin, no soy mi mejor yo las veces que te he visto, los nervios hacen de las suyas y no puedo controlar la verborrea –sin sentido- que sale de mi ser. Es como si te quisiera mostrar que estoy chida y que sí se de lo que hablo y –seguramente-, logro el efecto contrario.

 

Yo siento que sí te gusto. Cosa extraña, porque normalmente me cuesta trabajo notar cuando le gusto a alguien. Contigo es diferente.

Aunque, acto seguido, entra mi cabeza: “¿No será que como a ti te gusta mucho, quieres sentir/creer que a él también?” Y podría ser. Tal vez, sólo te pones nervioso porque el hecho de que sea sexóloga –como mucha gente-.

 

No sé, es muy extraño. Las dos veces que te he visto, he sentido que salen chispas entre nosotros. Según mi locura y yo, estamos convencidas que este pedo es de ida y vuelta. La última vez que te vi, te sentí súper nervioso y atolondrado… como no sabiendo muy bien qué hacer conmigo.

Yo andaba mucho más risueña y gritona de la cuenta. Qué estrés. No tengo idea si te diste cuenta que yo moría del nervio, pero estaba hecha un desastre… no sé ni cómo le hice. Creo que el sentirte igual o más nervioso que yo, me tranquilizó un poco. No sé, estuvo muy chistoso. Igual y ya lo distorsioné en mi recuerdo, pero según yo, ¡te gustó lo que viste!

 

Espero no estar percibiendo erróneamente, porque a mi ¡me encantó lo que vi! No sé cómo describir la atracción que siento por ti, ni tengo idea qué haría si algún día –de hecho- me correspondieras el halago y te animaras a salir conmigo. Eres de esos hombres que me encantan, seguramente porque sé que no puedes ser para mí.

 

 

NOTA. De verdad qué risa cuando leí lo que les acabo de postear. Tuve que hacer un esfuerzo importante en recordar de quién estaba hablando, pero me pareció divertido postear mis intensidades -de hace unos años- que me topé mientras buscaba unos archivos. Espero se rían tanto como yo. 

Anuncios
 

Duele verte SeppmThu, 13 Sep 2012 18:34:48 +00002562012 20, 2009

Me duele verte desperdiciar tu vida como si fuera cualquier cosa, como si realmente no supieras el valor que tiene. El valor que tienes para el mundo, para nosotros, la gente que te queremos.

Me duele sentirte cada día más hundido en tu propia basura emocional, con la cabeza metida en el culo. Me duele sentir que lo sabes y que no tengas el valor para hacer algo al respecto, que tu miedo te paralice a niveles insospechados.

Me duele que tu lugar “seguro” sea tan obscuro y solitario; tan triste, tan lleno de dolor y de soledad. Siempre aparentando ser lo que no eres, con miedo de mostrarte por miedo a que te corten la cabeza.

Me duele ver cómo dejas ir a la gente de tu vida; a la gente que realmente te ama y está dispuesta a estar contigo en las buenas y en las malas; que te acepta incondicionalmente y que está ahí para acompañarte en ese viaje a tu propio infierno. Un viaje doloroso, pero en tu caso, necesario y urgente.

Me duele que te conformes con un amor que no es para ti, que ni siquiera sabría si llamarlo amor. Hay una mujer maravillosa para ti –estoy segura-, si estás dispuesto a tomar cartas en el asunto y dar el salto al abismo de la vulnerabilidad y la incertidumbre. Duele ver cómo te apagas cuando estás con ella, sabiendo que no es para ti… no hay que ser un genio para saber que esa relación no va a ningún lado, no te llena en lo más mínimo, no mueve nada adentro de ti, no despierta media chispa de pasión. Duele verte caminando entre los vivos, sabiendo que queda poco de eso en ti.

Sí, yo estoy contigo, hasta el final –si me preguntas ahorita-. Diría un amigo: “Estoy contigo por esos 5 minutos al año en los que me muestras al verdadero hombre que eres. Por esos 5 minutos en los que realmente me puedo conectar contigo y sentirte. Esos 5 minutos hacen que valga la pena la espera”.

Duele verte no pedir ayuda y sentir que todo lo que podría hacer por ti no sirve de nada, porque tú no quieres. Me duele tu dolor, pero me duele más tu apatía sabiendo el extraordinario ser humano que eres y lo mucho que tienes para ofrecernos.

Todos se quejan de ti, todos los que tienen el valor de decir lo que creen y lo que ven. Nadie te lo dice. Yo, te lo digo veladamente, tengo miedo de perderte. Siento que si te confrontara crudamente, te perdería para siempre. Tengo miedo de dejarte solo y sentir que –tal vez- no lo intenté lo suficiente; que –tal vez- debí haber aguantado más; que –tal vez- sólo necesitabas un pequeño empujón más…

La vida duele, pero vale la pena intentarlo. No importa si vives o mueres ó si pretender hacer como que vives, yo aquí estoy para apoyarte y escucharte. Confío en que en algún momento te darás cuenta y decidirás hacer algo al respecto… la esperanza, es lo último que se pierde y yo, estoy llena de esperanza.

 

Francesca… regalito del cielo. AgopmFri, 14 Aug 2009 21:03:16 +00002252009 20, 2009

Cómo se puede querer tanto a alguien que apenas conoces, me preguntaba hace unos momentos a mí misma. Y es que cada que veo a mi sobrina –quien está próxima a su primer año de vida- me asalta la misma duda.

No me termino de explicar cómo ni por qué, pero me tiene robado el corazón desde antes de llegar a este mundo.

 

Me acuerdo cuando mi hermana y mi cuñado la buscaban; me acuerdo el diciembre que apareció. Nos dieron la sorpresa de que ya venía en camino, la semillita ya estaba creciendo en las entrañas de Giova –mi hermana-.

Los nueve meses de espera, esa espera que me parecía infinita. Todos los preparativos para su llegada; las fiestas que hicimos en su honor –desde antes que naciera-, el cuarto que le prepararon sus papás y la emoción con que las dos familias la esperábamos.

Los casi tres días que su mamá estuvo en el hospital en labor de parto para que finalmente el doctor decidiera que sería cesárea y viera la luz por primera vez el 31 de agosto de 2008 alrededor de las nueve y media de la mañana.

 

Recuerdo que fue mi mamá quien me dio la noticia y me pasó al costo todo lo ocurrido. Estábamos desperdigados por toda la república… ellos en San Diego (por aquello de que lo mejor que tiene Tijuana es San Diego…o eso dicen), la nonna (mi abuela) y yo en el D.F., mi hermano en Mérida y mi papá en Villahermosa; pero nada de esto fue impedimento para darnos la noticia los unos a los otros. Finalmente, la espera había concluido y una nueva integrante había llegado a la familia.

Un pedacito de carne con vida propia llegó y yo no podía parar de llorar cuando me dieron la noticia… “¡Ya eres tía!” No entendía exactamente lo que pasaba por mi cuerpo, por mi mente, pero me gustaba.

Es algo único ver cómo va descubriendo el mundo, cómo día a día crece a pasos agigantados, dejándonos a todos boquiabiertos con cada movimiento que hace o deja de hacer.

 

Hoy, Fran (mi sobrina) vuelve a hacer de las suyas… unir a toda la familia para pasar unas vacaciones todos juntos; hasta los bisabuelos vienen a visitarla.

La tengo gateando alrededor mío, risa y risa, lo que complica mi concentración para escribir y al mismo tiempo la impulsa para poder comunicar la emoción de tenerla cerca de mí.

 

No tengo la más remota idea de lo que se sienta tener un hijo, pero le agradezco a mi hermana la valentía de probarlo y dejarnos formar parte de la experiencia. ¡Magia pura!

 

sólo por hoy AgoamThu, 13 Aug 2009 00:54:50 +00002242009 20, 2009

Hoy, después de tres semanitas de vacaciones, finalmente regresé a mis clases. Tenía muchas ganas de estar ahí, disfruto los miércoles de constelaciones. Cada clase salgo con una emoción nueva, un sentimiento para acomodar, un veinte nuevo, una duda en la mochila y la incertidumbre que no se hace esperar…pero me gusta – seguramente soy hija de la mala vida-.

Estar en el entrenamiento ha sido un proceso muy enriquecedor a nivel personal, he podido darle un giro a muchos de mis problemas, darles una visión distinta y eso me tiene muy contenta.

Para los que no saben de qué estoy hablando, pues les platico brevemente. Constelaciones Familiares es una técnica terapéutica y yo estoy en el entrenamiento para ser consteladora. Ya que me eché el gol – pues me lo echaré completo – para mayores informes se pueden meter a www.constelaciones.com.mx y ver de qué se trata.

En fin, lo que quería compartir es mi emoción por haber regresado a clases – no puedo ser así de ñoña- pero pues ni modo, soy muy fan de lo que estudio y los quería hacer partícipes de mi emoción. Hoy fue un buen día.

Creo que cuando suelto el control sobre algo, la vida siempre –indudablemente- me sorprende y hoy, no fue la excepción. Así que… ¡gracias por la sorpresa vida!

Y sí, hoy ando muy optimista… aprovéchenme porque no siempre es así. Déjenme disfrutar –y disfruten junto conmigo- que hoy fue un buen día. Y yo –cual alcohólica en recuperación- ¡sólo por hoy!… mañana, la vida dirá.