Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

¡esCOGE tus derechos y tómate la foto! SeppmTue, 03 Sep 2013 19:41:17 +00002452013 20, 2009

wasdiasaludsexual

Boletín de Prensa

Día Mundial de la Salud Sexual 2013

 

 

México se une a la cuarta  celebracion del Día Mundial de la Salud Sexual en 40 países con el tema: Derechos Sexuales.

 

Hay pendientes como violencia sexual y de género,  abuso, maltrato, violación y trata de personas,  embarazos no planeados, infecciones de transmisión sexual yaún se observa gran discriminación por motivos sexuales.

 

Para integrar la Salud Sexual debemos hacer valer los 11 derechos sexuales, que son los derechos humanos relacionados con la Sexualidad

 

 

México participará por cuarta vez en la celebración del Día Mundial de la Salud Sexual, impulsado por la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS, por sus siglas en inglés) con el tema: Para lograr la salud sexual, ¡esCOGE tus derechos sexuales y tómate la foto!

El próximo 4 de septiembre, la WAS conmemorará el día con una invitación a personas de todo el mundo a conocer la Declaración Universal de los Derechos Sexuales*, comentarlos, ejercerlos y lograr una mejor comprensión de lo que es la salud sexual.

“Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico. Para asegurar el desarrollo de una sexualidad saludable en los seres humanos y las sociedades, los derechos sexuales  deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por todas las sociedades con todos sus medios”. (Organización Mundial de la Salud, 2002)

La WAS ha declarado que  la libertad, integridad, autonomía, equidad, educación, información científica, atención clínica, decisiones reproductivas informadas, placer, privacidad, expresión emocional y libre asociación son derechos esenciales para el logro del bienestar físico, psicológico y social relacionados con la sexualidad constitutivos de la Salud Sexual.* (Ver la Declaración Mundial de los Derechos Sexuales en forma integral al final del documento, www.diamundialsaludsexual.org )

En 2010, la WAS hizo un llamado a todas sus organizaciones afiliadas para celebrar, por primera vez, el Día Mundial de la Salud Sexual en un esfuerzo académico y ciudadano por promover una mayor consciencia social acerca de la salud sexual en todo el mundo. En estos tres años, más de 40 países han participado en esta nueva celebración global, que se ha desarrollado por iniciativa de voluntarios.

En México, los Derechos Sexuales han tenido un impulso con avances en instrumentos legales que refuerzan los Derechos Humanos y la Ciudadanía, como la reforma al Artículo Primero de la Constitución, centrada en la Dignidad de la persona y que prohíbe la discriminación.

Otros avances significativos en favor de la Salud Sexual en México han sido la Interrupción Legal del Embarazo y el respeto a la libre asociación sexual y de la diversidad de familias con el matrimonio igualitario incluido el derecho a la adopción, y el reconocimiento del derecho a la identidad de las personas transgenero y transexuales especialmente en el DF.

Asimismo es destacable el compromiso de la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación” firmada por México y países de AL en la Conferencia Mundial de VIH/ Sida celebrada en México en 2008 que tiene como objetivo reducir en 75% la falta de educación sexual y en 50 % la falta de servicios amigables en salud para el año 2015.

Entre los pendientes que enfrenta nuestro país destacan  la prevención y lucha contra la preponderante violencia sexual y de género, del abuso, maltrato, violación y trata de personas, de embarazos no planeados de mujeres adolescentes, de infecciones sexualmente transmitidas,  garantizar el acceso a información científica para tomar decisiones responsables y para disminuir la influencia de los mitos y tabúes sociales, y garantizar el respeto ya que aún se observa gran discriminación por motivos sexuales.

Ante estos desafíos, participaran como desde hace tres años en la conmemoración El Centro Nacional de Para la Prevención y el Control del VIH-SIDA, la Comisión de Derechos Humanos del DF, y el Consejo Nacional de Prevención de la Discriminación CONAPRED anfitrión del evento.

Este año, en la ciudad de México, se programaron actividades en Septiembre, en la UAM Ixtapalapa el 4 y en la Delegación Tlalpan el 7  con la participación de diversas asociaciones y autoridades delegacionales mas las que se están armando en forma independiente.

En estos eventos  habran conferencias, información proporcionada por cada una de las organizaciones dirigida a todas la familias con el objetivo de explicar el concepto de Salud Sexual, como conocerla, cuidarla y celebrarla con la inclusión de personas de todas las edades.

En Poza Rica, Veracruz, participarán escuelas secundarias y preparatorias, radiodifusoras y autoridades municipales proporcionando información por medio de stands y charlas con especialistas. En Monterrey se organiza una jornada de apoyo via internet.

La WAS en México Propone que cada  persona o lea cuidadosamente sus derechos sexuales, elija uno o varios de todos ellos y se tome fotos, apropiándose de ellos.

 

En cada foro, habrá un espacio para hacerlo, se subirán al Facebook, además cada quien puede subir su propia foto, o la de su familia, pareja, amistades, apropiándose de sus derechos sexuales.

Los invitamos a dar click en “me gusta” y a seguir la página oficial de Facebook del Día Mundial de la Salud Sexual: www.facebook.com/4sept , visitar la pagina www.diamundialsaludsexual.org  y a seguirnos en Twitter @DiaSaludSexual

La Asociación Mundial para la Salud Sexual-WAS fue fundada en 1978 por un grupo multidisciplinario y global de organizaciones no gubernamentales con el objetivo de promover la salud sexual y los derechos sexuales en todo el mundo, basados en investigación científica sobre sexualidad, educación sexual, promoción de la salud, así como en sexología clínica. La WAS promueve la salud sexual y los derechos sexuales y la participación de todas las personas, sin discriminación o prejuicio.

 

Acerca del LOGO: Las once flamas representan los once derechos sexuales proclamados por la Asociación Mundial para la Salud Sexual que son esenciales para lograr la salud sexual.

 

 DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS SEXUALES

 

Declaración del 13º Congreso Mundial de Sexología, Valencia, España, revisada y

aprobada por la Asamblea General de la Asociación Mundial de Sexología (WAS) el 26 de agosto de 1999, en el 14º Congreso Mundial de Sexología, Hong Kong, República popular China.

Los derechos sexuales son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad inherentes a todos los seres humanos. Dado que la salud es un derecho humano fundamental, la salud sexual debe ser un derecho humano básico. Para asegurar el desarrollo de una sexualidad saludable en los seres humanos y las sociedades, los derechos sexuales siguientes deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por todas las sociedades con todos sus medios. La salud sexual es el resultado de un ambiente que reconoce, respeta y ejerce estos derechos sexuales:

 

1. El derecho a la libertad sexual. La libertad sexual abarca la posibilidad de la plena expresión del potencial sexual de los individuos. Se excluye toda forma de coerción, explotación y abuso sexuales en cualquier tiempo y situación de la vida.

 

2. El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexual. Este derecho incluye la capacidad de tomar decisiones autónomas sobre la propia vida sexual dentro del contexto de la ética personal y social. También están incluidas la capacidad de control y disfrute de nuestros cuerpos, libres de tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.

 

3. El derecho a la privacidad sexual. Este involucra el derecho a las decisiones y conductas individuales realizadas en el ámbito de la intimidad siempre y cuando no interfieran en los derechos sexuales de otros.

 

4. El derecho a la equidad sexual. Este derecho se refiere a la oposición a todas las formas de discriminación, independientemente del sexo, género, orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o limitación física o emocional.

 

5. El derecho al placer sexual. El placer sexual, incluyendo el autoerotismo, es fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.

 

6. El derecho a la expresión sexual emocional. La expresión sexual va más allá del placer erótico o los actos sexuales. Todo individuo tiene derecho a expresar su sexualidad a través de la comunicación, el contacto, la expresión emocional y el amor.

 

7. El derecho a la libre asociación sexual. Significa la posibilidad de contraer o no matrimonio, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.

 

8. El derecho a la toma de decisiones reproductivas, libres y responsables. Esto abarca el derecho a decidir tener o no hijos, el número y el espacio entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos de regulación de la fecundidad.

 

9. El derecho a información basada en el conocimiento científico. Este derecho implica que la información sexual debe ser generada a través de la investigación científica libre y ética, así como el derecho a la difusión apropiada en todos los niveles sociales.

 

10. El derecho a la educación sexual integral. Este es un proceso que se inicia con el nacimiento y dura toda la vida y que debería involucrar a todas las instituciones sociales.

 

11. El derecho a la atención de la salud sexual. La atención de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y el tratamiento de todos los problemas, preocupaciones y desórdenes sexuales.

 

LOS DERECHOS SEXUALES SON DERECHOS HUMANOS FUNDAMENTALES Y UNIVERSALES

 

alessia_derechos.sexuales

 

Decidir es renunciar NovamWed, 18 Nov 2009 00:01:13 +00003212009 20, 2009

Filed under: Artículos — Alessia Di Bari @ 12:01 AM
Tags: , , , , , , , ,

Decidir es renunciar y por lo tanto siempre es algo difícil de hacer. Mientras decidía sobre qué escribir, me acordé de la polémica discusión que se armó ayer en Twitter acerca del aborto –tema escabroso y complicado-. Habían Twitts (comentarios) en contra y a favor; para variar, metí mi cuchara en el tema y claro está recibí todo tipo de respuestas.

 

Lo importante de todo esto, cuando menos lo importante para mí, es dejar claro que no estoy ni a favor ni en contra del aborto, pero sí creo que cada mujer debería poder decir si está bien o mal para ella; si funciona o no para ella.

Estoy a favor de la información y de las decisiones tomadas a conciencia.

 

Particularmente, es un tema que me toca profundamente, puesto que me ha tocado acompañar en este difícil proceso a más de una amiga en este tipo de decisiones –nada fáciles- que han cambiado y marcado sus vidas.

 

No quisiera estar en los zapatos de ninguna de ellas, nadie podemos saber qué pasa por sus mentes, por su cuerpo… sólo ellas. Existen todo tipo de situaciones por la cuales una mujer decide abortar, desde cuestiones económicas hasta cuestiones que van más allá de mi entendimiento, pero existen.

 

Lo que creo que pasa con el aborto es que es una realidad y eso no lo podemos cambiar, cuando menos no mágicamente. Existen muchísimos embarazos no deseados y muchas mujeres que seguirán abortando con o sin asistencia médica, sea legal o no. Es importante no querer tapar el sol con un dedo, las mujeres van a seguir abortando… podemos brindarles los medios y la información necesaria para que el evento sea lo menos traumático posible o podemos seguirnos haciendo de la vista gorda y hacer como que en México este tipo de situaciones no ocurren.

 

CONAPO afirma que “existe evidencia de un subregistro de la mortalidad materna y de una incorrecta asignación de ciertas causas de defunción, en particular del aborto”,1 y que ésta es la tercera causa de defunción materna en nuestro país.2

 

Por lo tanto,  más importante que estar a favor o en contra del aborto, lo verdaderamente crucial es la educación en materia de sexualidad desde la infancia. Lo realmente poderoso sería educar, para poder prevenir este tipo de situaciones y que las mujeres no tuvieran que decidir entre ser madres o no. Está bien atacar, legislar y ver qué vamos a hacer con el problema que tenemos hoy en día que son los embarazos no deseados, pero tenemos que aprender, ampliar nuestra visión e ir más allá… prevenir y eso sólo se logra con educación.

 

Ojalá que en algún momento –esperemos no muy lejano- las mujeres no tengan que tomar decisiones tan difíciles –inclusive de vida o muerte, que insisto, marcarán sus vidas para siempre. No es ser fatalista, es una realidad.

Cualquier mujer que se haya practicado un aborto, te va a decir que ha sido sino la más difícil, sí una de las decisiones más difíciles de su vida y que llevarán con ellas para siempre.

 

No es cosa fácil, porque entran en juego intereses de todo tipo… religiosos, económicos, sociales, morales, éticos, etc. ¿pero no deberíamos las mujeres poder decidir sobre nuestro cuerpo?

Por otra parte, tampoco me gustaría dejar de lado que las mujeres también deberíamos decidir con quién queremos estar, cómo queremos estar, bajo qué circunstancias estar y estar concientes que así como tenemos el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, creo que también tenemos la obligación de informarnos acerca de este.

 

1 CONAPO, Diez hechos relevantes sobre el aborto en México, México, 1998.
2 CONAPO, Cuadernos de salud…, op. cit., p. 69.

 

¿Qué onda con la Inteligencia Sexual? JulamTue, 07 Jul 2009 07:38:16 +00001872009 20, 2009

Filed under: Artículos — Alessia Di Bari @ 7:38 AM

En repetidas ocasiones me han preguntado acerca de la inteligencia sexual ¿qué es? ¿cómo se puede desarrollar? ¿realmente existe? ¿para qué nos sirve? ¿cómo se mide? etc.

Bueno, pues empecemos por lo primero… ¿quién inventó el término? Los creadores de este término se llaman Sheree Conrad y Michael Milburn, son psicólogos, profesores e investigadores de la Universidad de Massachussets (EUA). Lo introdujeron por primera vez en su libro “Inteligencia Sexual” en 2002.

Hay muchos tipos de inteligencia, la más famosa… la inteligencia emocional, propuesta por Daniel Goleman. También existen la inteligencia lingüística, musical, naturalista y existencial, sólo por mencionar algunas. Es aquí donde tiene cabida este “nuevo” término, con el cual muchos sexólogos no están de acuerdo pues creen que es ponerle una nueva etiqueta a la -ya de por sí- compleja sexualidad humana.

Lo que los autores proponen es que una vida sexual sana contribuye a un mejor desarrollo personal, con lo cual no podría estar más de acuerdo.  En la investigación que llevaron a cabo, una de las conclusiones es que a pesar de ser consideradas inteligentes, muchas personas, sin embargo, están inmersas en una vida sexual poco satisfactoria o frustrante en la mayoría de las ocasiones; evaluaron a 500 personas, incluidos adolescentes, amas de casa o jubilados, entre otros.

Entre lo más relevante de la investigación está que un 42% de los entrevistados carece de deseo sexual, un 57% no puede tener un orgasmo y casi una tercera parte reconoció que a veces el sexo no le resulta placentero.

Además, al parecer, este estudio reveló que las disfunciones sexuales prácticamente no tienen nada que ver con la edad. A la mitad de las mujeres de entre 18 y 29 años el coito les resulta doloroso y al 33% de los hombres de la misma edad les cuesta mantener una erección. Otros más son considerados eyaculadores precoces.

Es por esto que ellos proponen a la inteligencia sexual como la búsqueda de una sabiduría y que además pareciera que no es más que una fórmula a la cual todos podemos tener acceso. Lo primero, nos dicen, es aprender a deshacerse de los estereotipos sociales y culturales, ya que la mayoría de la información que recibimos viene distorsionada por los medios de comunicación y muchas veces, a través de estos, se siguen fomentando falsas creencias acerca de nuestra sexualidad que la pueden convertir en un verdadero desastre. Si a esto le sumamos el entorno familiar en el que nos hemos desarrollado y los mensajes de nuestras creencias religiosas, que en la mayoría de los casos le dan al sexo un tinte sucio y pecaminoso, el resultado es más que obvio.

La inteligencia sexual, según Colrad y Milburn, reposa en tres pilares. El primer componente es Descubrir nuestro propio sexo, con lo cual se refieren a buscar información científica acerca de la sexualidad humana, puesto que sólo a través de una buena educación sexual es posible identificar y eliminar tabúes, mitos, prejuicios y falsas creencias acerca de la sexualidad.

El segundo componente lo llaman, La Conciencia del Yo Sexual Secreto; esto no es otra cosa que averiguar qué nos gusta, qué nos excita, nos atrae, puesto que en muchas ocasiones los auténticos deseos sexuales, quedan encubiertos con demasiada frecuencia por diversos motivos.

Y finalmente, el tercer pilar el Yo erótico. Este tiene que ver con nuestra conexión y apertura para con los demás, puesto que el sexo es cosa de dos, parte importante de nuestra sexualidad tiene que ver con nuestras herramientas a la hora de comunicarnos y de expresar lo que realmente queremos o sentimos.

Por último, yo creo que finalmente la así llamada Inteligencia Sexual, reside en aprender a ser sinceros con nosotros mismos sobre quienes somos sexualmente… qué nos gusta, cómo nos gusta, atrevernos a experimentar y al mismo tiempo a respetar nuestros propios límites.

Los y las invito a vivir una sexualidad plena, libre de prejuicios… atrévanse a explorar su cuerpo, a vivirlo, a sentirlo… dense permiso de expresar todo lo que son a través de su sexualidad.

 

Ignorancia sexual ¿qué hacer? FebamFri, 20 Feb 2009 07:29:03 +0000502009 20, 2009

Antes que nada, lo primero que las mujeres debemos saber para poder despertar de la ignorancia de cualquier tipo y con mayor razón de la sexual, es que tenemos derecho a la información; a conocer acerca de nuestra sexualidad. De hecho, tenemos 11 derechos sexuales fundamentales y universales.
1. Derecho a la libertad sexual
2. Derecho a la autonomía, a la integridad y a la seguridad sexual del cuerpo
3. Derecho a la privacidad sexual
4. Derecho a la igualdad sexual
5. Derecho al placer sexual
6. Derecho a la expresión sexual emocional
7. Derecho a la libre asociación sexual
8. Derecho a la toma de decisiones reproductivas libres y responsables
9. Derecho a la información sexual basada en el conocimiento científico
10. Derecho a la educación sexual integral
11. Derecho a la atención de la salud sexual

Por lo tanto, no tengamos miedo de pedir, de preguntar, de conocer y de informarnos acerca de nuestra sexualidad.
La educación, eso es lo más importante para salir de la “ignorancia sexual” y es nuestro derecho. Yo las invito a sentirse merecedoras de una educación digna, formal y profesional; sobre todo a nivel sexual. Es que sin eso no se puede salir de la ignorancia de ningún tipo.
Esta educación sexual tiene que ver con el significado de ser mujer, con la equidad de géneros, con el respetar los derechos sexuales que tenemos todas y cada una de nosotras.
Lo segundo y no menos importante es que no podremos experimentar y vivir estos derechos: 1) si no los conocemos y 2) sino nos damos permiso de llevarlos a cabo en nuestra vida cotidiana. Dense permiso de tocarse, de sentir su cuerpo, de conocerlo, de pedir lo que necesitan, lo que les gusta y también lo que no les gusta. Atrévanse a hablar, a pedir y a tocarse. ¡Atrévanse a conocerse!
La sexualidad es de cada una de nosotras y nadie nos la puede quitar. Las invito a conocer su cuerpo… tóquenlo, explórenlo, siéntalo. Si ustedes no saben qué les gusta, cómo les gusta, a qué ritmo les gusta… nadie más lo puede saber por ustedes. Dense permiso de conocerse… yo sé que de pronto puede sonar trillada esta parte, pero es real, no pueden pedir algo que ustedes mismas no saben qué es.
Conozcan su cuerpo; para esto, hay un ejercicio que todas deberíamos hacer cuando menos una vez en nuestra vida: agarren un espejo y mastúrbense frente a él… observen cómo va cambiando su cuerpo… conózcanlo… vean como el clítoris cambia de tamaño, se va llenando de sangre conforme lo van estimulando al igual que los labios, se van hinchando y cambiando ligeramente de color. Todo esto, porque al igual que en los hombres, cuando las mujeres nos excitamos fluye la sangre hacia los genitales y esto hace que se hinchen e intensifiquen su color.
Aprendan a sentir como su vagina se abre cuando está lista para ser penetrada… su cuerpo se los va a pedir… dense permiso de escucharla. Sientan cual es su ritmo, qué necesitan para sentirse excitadas, creen el ambiente necesario para ustedes.
Van a ir sintiendo cómo se acelera el pulso y la respiración se agita… vean los cambios que van ocurriendo en su cuerpo.
Aprendan a reconocer los signos de su cuerpo… ¿qué pasa cuando están a punto de llegar a un orgasmo? ¿cómo cambia su vulva? ¿hay algún cambio? ¿logran sentir las contracciones de la vagina cuando alcanzaron el clímax? Aprendan a escucharla y finalmente, dense cuenta cómo cambia su cuerpo una vez que han tenido un orgasmo… vean como todo vuelve a la normalidad… el ritmo cardíaco vuelve a bajar… los labios se deshinchan…la respiración se regulariza.
En fin, este es sólo un ejercicio que nos puede ayudar a conocernos mejor a nosotras mismas. Ojalá se den permiso de llevarlo a cabo, no se arrepentirán y si darán un paso importante en su despertar sexual.

 

CUANDO LOS NIÑ@S PREGUNTAN DE SEXO… ¿QUÉ CONTESTAR? FebamTue, 17 Feb 2009 01:07:21 +0000472009 20, 2009

Cuando me pidieron que escribiera algo acerca de la sexualidad infantil, me encantó la idea porque estoy convencida que es un tema importantísimo para todos, sobre todo en estos momentos en el que estamos bombardeados de información y ya no sabemos más qué es lo que sí podemos o debemos enseñarle a nuestros hijos y qué no. En la mayoría de los casos estamos preocupados porque no sabemos cuándo es la edad correcta para hablarles acerca de su sexualidad, pero sobre todo no tenemos muy claro cómo explicarles o cómo acercarnos con ellos para hablarles de estos temas.
Por ejemplo, a mí los papás me preguntan mucho “¿cuándo es momento de hablar con mis hijos e hijas de sexualidad?”, “¿cómo le explico a mi niño de 5 años qué es una relación sexual?”, “mi hija de 9 años escuchó en un programa de televisión algo acerca de la violación y quiere saber qué es eso”
Los niños y niñas a determinada edad van a empezar a hacer preguntas como por ejemplo….-“¿cómo nacen los bebés?”- “¿cómo se hacen los bebés?”. Más adelante seguramente empezarán con el… “¿qué es la menstruación? ¿qué es una erección?
También nos pueden preguntar por cosas que escucharon de un compañero o que vieron en la televisión, cosas como… ¿Qué es coger?
Lo más importante es darle importancia a lo que nos están preguntando, no hacernos lo locos porque no sabemos qué contestar. Pero sobre todo, antes que nada, preguntarle por qué lo está preguntando, dónde lo escuchó, quién se lo dijo. Porque por ejemplo, puede ser que nos pregunte qué es coger y tal vez lo está preguntando porque un compañerito suyo en lugar de decir… “agarra el lápiz”, le dijo “coge el lápiz”. De verdad que pueden ser cosas tan sencillas como estas, por eso hay que preguntarles exactamente cuál es su duda.
No hay una edad correcta o incorrecta para contestar este tipo de preguntas; la edad correcta siempre será la edad a la que la haga. Lo adecuado sería contestar única y exclusivamente lo que el niño o la niña nos vaya preguntando, ni más ni menos. Cada niño tiene un desarrollo distinto y hay niños más curiosos que otros y hay que respetarles su proceso.
Se vale no saber qué contestarle; en ese caso, le decimos que no sabemos, pero que lo vamos a investigar. Si nos da pena contestarle o no tenemos idea cómo contestarle a lo que preguntó, para eso habemos gente especializada en la materia que le podemos explicar a los papás cómo hablar de estos temas con sus hijos o solucionarle directamente a los niños las dudas que tengan acerca de temas relacionados con la sexualidad.
Finalmente, me gustaría dejar claro que la educación de la sexualidad es básica desde que somos niños pues esto va a permitir que crezcamos libres de prejuicios y tabúes, de miedos y de dudas. Así como a que tengamos un manejo responsable de nuestra sexualidad y a que seamos más tolerantes y respetuosos con la gente que expresa de una forma distinta a la nuestra su sexualidad y entendamos que esto no los hace ni mejores ni peores a nosotros… simplemente diferentes.