Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

La manzana sanadora NovamMon, 11 Nov 2013 10:41:21 +00003142013 20, 2009

Duele verte México. Me duele ver a tu gente tan ávida de justicia, tan harta de todo lo que estamos viviendo y al mismo tiempo, sin medios para demostrarlo de maneras eficientes -que nos lleguen a todos-.
Mi Mexico, ese de las 1000 subculturas, ese lleno de matices y contrastes. Yo creo en el esfuerzo y el trabajo diario, pero hay quienes ni partiéndose el lomo tendrán acceso a una educación que valga la pena, a un préstamo para empezar su propio negocio o las herramientas emocionales para hacerse cargo de quiénes son y dejar de echar culpas.
Si tenemos el país que tenemos, es porque así lo hemos decidido. Tenemos -tristemente- el gobierno que nos merecemos.
Un país tan cínico y lleno de corrupción es difícil que salga adelante. Tan lleno de dolor, frustración e impotencia. Apático y sin ganas de nada. Siempre preocupados por mantener lo que tenemos, sin importarnos nadie más.
México, el país de los compadres y las relaciones. México el país del mañana.
Amo tu alegría, hasta que se convierte en vale madrismo. Somos un país que se reinventa cada seis años, el país del hoy. Mañana: “Dios proveerá”. Duele ver como nos quejamos y no hacemos nada por remediar el origen de nuestras dolencias.
Creo, en honor a uno de mis alumnos -que así la bautizó-, en la teoría de la manzana sanadora y soñadora. Esa manzana que no se deja pudrir, aunque esté rodeada de iguales putrefactas. Una manzana que -de hecho- contagia salud, que reconstruye tejidos y limpia heridas.
Si tan sólo fuéramos capaces de conectarnos unos con otros, de recordar eso que nos hace humanos.
Yo creo en lo que hago y creo en mi país. Oportunidades para irme en búsqueda de “mejores oportunidades” siempre he tenido y creo que siempre estarán ahí, pero creo en mi México. Amo mi país y todos los días lo elijo como mío; todos los días decido hacer lo mejor que puedo por mi y por la gente.
Trabajo con dos hombres increíbles con los que creé una empresa de desarrollo humano. Nosotros, creemos en hacernos responsables de quienes somos; necesitamos entender que culpar a los demás por mis múltiples y variados problemas, no soluciona nada. Necesitamos tomar acción, empezando por nosotros, haciéndonos cargo de nosotros -eso incluye pedir ayuda-, cuando la necesitamos. Somos más los que sí queremos un México -y un mundo- diferente. Hagámoslo posible.
manzana sanadora
 

RESIGNIFICANDO MI FEMINEIDAD MarpmFri, 08 Mar 2013 16:08:29 +0000662013 20, 2009

¿Qué significa ser mujer? ¿Alguna vez te has puesto a reflexionar al respecto? Tanto mujeres como hombres, tenemos una versión acerca del significado de pertenecer a uno u otro género… pero, te has detenido a pensar, para ti – en particular- ¿qué significa? ¿Cómo lo vives? ¿Si estás de acuerdo con lo que esperan de ti –por el simple hecho – de pertenecer a uno u otro género?

Hoy, 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer Trabajadora ó Día Internacional de la Mujer y me parece un buen pretexto para invitarlas a la reflexión acerca de nosotras mismas. ¿Quiénes somos? ¿Cómo nos sentimos respecto a nosotras mismas? De pronto, resulta complicado saber cuál es nuestro papel en la sociedad, en nuestras familias, con nuestra pareja, nuestros hijos(as), etc.

Creo importante hacernos estas preguntas, ya que muchas veces somos víctimas de nuestras propias creencias inconscientes porque nunca – o rara vez- nos tomamos el tiempo de hacer un repaso y notar en dónde estamos paradas y hacia dónde queremos avanzar.

Mujeres habemos de todo tipo, lo interesante es cómo te sientes respecto al perfil de mujer que crees ser o, más complicado aún, con la que te gustaría ser.

¿Estás a gusto con quién eres? ¿Sientes que cumples con lo que se espera de ti como mujer? ¿Ha habido momentos en los que hubieras preferido no serlo? ¿Ejerces tu sexualidad libremente y sin ningún tipo de traba? ¿Te sientes limitada en el ejercicio de tu sexualidad porque crees que las mujeres no podemos hacer tal o cual cosa?

No hay respuestas correctas o incorrectas. Contesta honestamente cómo te sientes, las conclusiones a las que llegues será información valiosa para ti y te dirá mucho acerca de quién eres y tu percepción del mundo.

Yo soy mujer y estoy orgullosa de serlo. Creo que el hecho de tener una vagina y dos pechos no dice nada de mí, excepto mi sexo. Creo, firmemente, que antes que mujeres u hombres, somos seres humanos y como tal quiero ser tratada y vista. Creo que las personas somos potencialidad en esencia y depende de nosotros hacer algo con todo ese potencial para convertirlo en algo valioso para nosotros y para las personas que nos rodean.

Tú, ¿en qué crees?

 

Vlog… “Sexo Anal” OctamMon, 10 Oct 2011 10:04:37 +00002822011 20, 2009

6ta entrega de mi video blog… espero de todo corazón que los abra a nuevas posibilidades y disfrutes en su vida.

 

 

Espero sus comentarios. Gracias!

 

Vlog… “sexo con emociones” AgoamMon, 01 Aug 2011 11:06:28 +00002122011 20, 2009

Cuarta entrega de mi videoblog… espero lo disfruten y les abra una nueva posibilidad al momento de relacionarse con el otro.

 

 

Espero sus comentarios. Gracias!

 

 

¿Depilarse o no depilarse? He ahí la cuestión… MaypmMon, 03 May 2010 15:07:48 +00001222010 20, 2009

Constantemente me preguntan –y me pregunto-, Qué es mejor… un pubis completamente rasurado o uno con los vellitos que la naturaleza –sabiamente supongo- puso ahí.

Y es que, es tanto el bombardeo de imágenes y estereotipos con los cuales debemos cumplir, que ahora hasta deciden que debemos regresar a ser niñas de 8 años… ¡porque eso es sexy! Sino tienes la depilación brasileña, no estás en onda. Ahora resulta que parecer y ser toda una mujer, con todo lo que esto conlleva, no está de moda y como no está de moda… habrá que depilarse, sufrir la picazón e irritación de encajar con el patrón que las estrellas porno pusieron de moda y no tengo nada en contra de las mujeres que se dedican a la pornografía… sino con tener que encajar a fuerza en un modelo predeterminado por quién sabe quien.

Como se podrán dar cuenta, yo –evidentemente- no comparto el punto de vista que una vulva depilada es mejor que una que no lo está. Creo que es un símbolo de ser mujer… de haber alcanzado una cierta madurez –lo que sea que eso signifique-; me parece que nos da presencia como mujeres sexuales; adultas.  En fin, todo esto, porque me topé con un texto de Rodrigo Maya Blandón y ¡me encantó! Me reí muchísimo y se los quiero compartir.

Espero lo disfruten tanto como yo…

 

DEFENSORES DEL MONTE DE VENUS.

Un coño afeitado es como una ostra:
insípido y horrible

Henry Miller, Trópico de Cáncer

Centenares de hectáreas de monte de Venus son inmisericordemente taladas cada día por millones de féminas que, armadas de terribles prestobárbaras, convierten en desierto ese oscuro objeto del deseo que el poeta Rafael Montesinos describe como “… esa ensortijada gracia oscura/ cárcel de luz, recóndita angostura”.

Esta práctica aberrante, que atenta contra la estética, el erotismo y la sensualidad, nos ha llevado a un grupo de varones a constituir una organización no gubernamental (ONG) que hemos denominado “Defensores del Monte de Venus”, cuyo objetivo fundamental es evitar la tala despiadada de esa zona que el rey Salomón en su libro bíblico El cantar de los cantares, capítulo 8, versículo 14, define metafóricamente así: “Corre, amado mío, corre como un venado, sobre los montes llenos de aromas. Tu ombligo es un ánfora donde no faltan vinos aromáticos. Tu vientre, un haz de trigo rodeado de azucenas”.

Estos hermosos cantos del rey Salomón no tendrían hoy fuente de inspiración. El panorama actual es aterrador. Las prestobárbaras han convertido el monte de Venus, inspiración de poetas y cantores, en desérticas dunas. Esa zona que a mediados del siglo XX inspiró al poeta uruguayo Ángel Facal para decir: “… y tu vientre es una ofrenda/ de los más dulces venenos,/ donde florece la felpa/ en un triángulo perfecto”, ha perdido su encanto y apenas los Defensores del Monte de Venus estamos encontrando las causas.

Hemos descubierto que esta práctica empezó tímidamente con el acortamiento del bikini. El monte de Venus le fue cediendo espacio a la prenda invasora y las mujeres fueron reduciendo el tamaño del geométrico espacio del armiño. Matemáticamente la ecuación se fue configurando: a menor tamaño del bikini, menor tamaño del área sembrada del monte de Venus. Hasta ahí, la cosa era aceptable. Pero un día, por reducción al absurdo, el bikini se convirtió en tanga y entonces el espacio para el peluche en el monte de Venus se redujo a cero, con las tenebrosas consecuencias para la estética del cuerpo femenino desnudo, del erotismo y de la sensualidad.

Un monte de Venus talado comienza a sufrir una metamorfosis que todos los días atenta contra la estética y el erotismo. El primer día de la tala su apariencia es rosada y podríamos decir, con mediana ternura, que es como el “cachetito del Niño Jesús”. Los Defensores del Monte de Venus las hemos clasificado como Cucas Barbies, por plásticas e insípidas. Tres días después de la catástrofe ecológica, el “haz de trigo rodeado de azucenas” del rey Salomón adquiere la apariencia de un cachete de trompetista sin afeitar, con el agravante de que los folículos de los vellos están enrojecidos como volcanes a punto de eructar. Este aspecto las ubica en la categoría Cuca Galeras. Su color rojizo no provoca ni la vista ni el roce de la mano. Al quinto día, la cúpula de estos volcanes se ha tornado blanca y las clasificamos como Cuca Nevado. Su apariencia gélida inhibe el beso tibio. De ahí en adelante va configurándose la que denominamos Cuca Erizo, porque sus púas convierten cualquier tipo de acceso carnal en una sesión de tortura. Hacerle el amor a una mujer en esta etapa es como fornicar en el catre de un fakir.

La sensualidad, que es la manera más rápida, efectiva y agradable de encontrar la felicidad, ha recibido un rudo golpe de parte de las “Taladoras del Monte de Venus”. Para el sentido de la vista, este triángulo equilátero ha perdido su encanto y los voyeristas están a punto de la sublevación. El sentido del gusto no soporta el disgusto de una Cuca Barbie, al del olfato le cambiaron los “montes llenos de aromas” por dunas desoladas y el noble sentido del tacto ha perdido su vellocino de oro, su vértice de visón, y ahora sólo cuenta con un desfiladero de espinas y de púas, al que cualquier carnicero de Titiribí compararía con una banda de tocino. Un monte de Venus acometido por el viento es música de hadas para el sentido del oído. A monte de Venus talado, oídos sordos.

Ante esta situación insostenible, los Defensores del Monte de Venus hemos iniciado una cruzada mundial contra esta práctica aberrante. El primer paso será de persuasión. Pero si fracasamos, vendrán terribles castigos para las taladoras. En adelante, la tala del monte de Venus será causal de divorcio, de rompimiento de noviazgo, de no pago en prostíbulos, de exclusión del portafolio de chicas prepago y de expulsión del reinado de Cartagena. Finalmente, la que persista en esta antiestética práctica será condenada a la del Desprecio, que es aquella que ejecuta el verdugo con la lengua del zapato.

 

Y a fin de cuentas ¿ustedes cómo la prefieren… depilada o sin depilar?

P.D. Si quieren la referencia exacta del texto, den click aquí.

 

Amor a primera vista NovamFri, 20 Nov 2009 03:08:27 +00003232009 20, 2009

¡Creo que me acabo de enamorar de Héctor Suárez Gomís! Estoy regresando de ver su obra “El Pelón en sus tiempo de cólera”… no se la pueden perder, de verdad vale la pena. Son prácticamente 2 horas de reír sin parar.

No bueno, de verdad sufrí de una infatuación súbita al verlo en escena… es guapo, carismático, sexy, talentoso… híjole ¿qué les puedo decir? ¡Váyanlo a ver! Punto y aparte de todo lo que ya dije de él ¡la obra es buena! ¿Qué más pueden pedir?

Es un repaso/crítica/burla/homenaje a todas las familias “disfuncionales”… empezando por la suya. Platica de cosas crudas y no tan lindas, pero como el tono no es precisamente solemne, te mueres de risa… lo cual no evita que uno se quede pensando en más de una de las frases que dice durante la puesta en escena.

Bueno, qué más les puedo decir… salí extasiada del teatro. Me hizo la noche… así que hoy –espero- soñaré con él.  Ahí luego escribo un cuentito si el sueño vale la pena, jajaja.

En fin, ahí les dejo el póster de su obra. Ojalá se hagan un huequito en la agenda para ir a verlo… no se van a arrepentir.

 

Departamento de quejas OctpmMon, 05 Oct 2009 22:59:22 +00002772009 20, 2009

Hoy es día de quejas… antes que todo y que nada: ¡maldito calor! O sea, estamos en la antesala del infierno ¿o qué?

Creo que lo peor de vivir en esta ciudad, es que no está preparada para el calor; por lo menos mi departamento, no. O sea, le pega el sol TODO el día, no tiene ductos para aire acondicionado y como no se puede alterar la fachada, no hay nada que hacer… excepto morir de calor.

 

Bueno, después de sacar mi rabia asesina contra la ola de calor que está afectando al distrito federal, podré proseguir con mi segunda y más importante queja.

¿Alguien ya fue a ver “secretos de familia”? Es la nueva película de Paco del Toro, ahora en cartelera. Sino han ido, ahórrense la lana, el tiempo y la pena de ir a verla. No me salí de la película porque tenía la esperanza que en algún momento se reivindicara, pero nunca lo hizo, terminó peor de lo que empezó –eso hasta podría plantearse como un reto-.

 

La película plantea una visión del abuso sexual infantil, sin duda tema escabroso y complicado y por lo mismo, difícil de abordar. En mi muy particular punto de vista, creo que lo hizo muy mal, probablemente sea un buen intento y no dudo del entusiasmo del director por “poner su granito de arena”, pero creo que en lugar de ayudar, perjudica.

 

La historia es la siguiente y adjunto la sinopsis tal cual: “Paulinita es una niña rica que aparentemente tiene todo, pero le falta lo principal… el amor de sus padres. Un día llega de España el tío Manuel, quien fue abusado por su padre cuando era niño, y ahora él repetirá la misma historia con Paulinita. Ella guardará esos desagradables recuerdos, los cuales regresarán en algún momento, lo cual la llevará a varios intentos de suicidio”.

Los recuerdos regresan cuando la hija de “Paulinita” tiene la misma edad que cuando su tío abusaba sexualmente de ella; a partir de ahí se desata toda la historia en secuencias de flash backs, bastante mal hechos. Pero, punto y aparte de lo malas que puedan ser las actuaciones y de la producción y dirección como de novela del canal de las estrellas; el tratamiento de la problemática es terrible porque:

1. A la protagonista la salva el amor a Dios. No tengo nada en contra de las creencias religiosas, pero sí cuando se trata de abuso sexual infantil; creo que el amor a Dios no te salva ni te quita los “traumas” que esta te pudo haber dejado. Para mi gusto es demasiado moralina y evangelizadora y si estás abordando un tema tan complicado, sería mejor no meterse en terrenos religiosos.

2. La tal “Paulinita” nunca denuncia, bueno al final, pero ni siquiera le dan algún tipo de peso o importancia al asunto, porque ella perdona a su agresor y decide no hacer nada contra él. (en la vida real este tipo de personas siguen abusando de más niños, el que uno los perdone, no evita que sigan haciendo daño a otros niños. Sólo por eso, hay que denunciar y hacer algo al respecto. Nada tiene que ver con perdonar o dejar de perdonar; es mera conciencia y responsabilidad social).

3. En otra historia que se entrelaza, un señor “poderoso y con mucho dinero” abusa de niños y niñas de bajos recursos. Una de ellas se lo cuenta a su mamá y lo denuncia. Al tipo lo detienen, pero luego “usa sus influencias” y sale libre sin el menor de los castigos. O sea ¿qué clase de mensaje es ese? Si quieres denuncia, pero si eres pobre y jodido, seguro no pasa nada, así que da lo mismo.

 

En fin, me podría seguir y seguir y seguir, pero no le veo el caso. El abuso sexual infantil, la violencia y la desigualdad de género, son una problemática social, no se quitan con alabanzas ni creencias religiosas. Se necesita educación, información y formación en todos los niveles. Es un problema de fondo y como tal habría que tratarlo.

 

Si me atrevo a criticar y hablar de este tema, es porque me toca a nivel personal y profesional. He trabajado con mujeres violentadas, con niños abusados y no me gustó el tratamiento que se le dio al tema. Insisto, no dudo de las buenas intenciones del director, pero como bien decía Dante Alighieri “de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno”.