Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

ruido AgopmWed, 26 Aug 2009 23:35:00 +00002372009 20, 2009

Sentada enfrente de mi computadora sin saber qué escribir y no por falta de temas, sino por exceso. Tengo tantas cosas adentro de esa bóveda sagrada – mi cerebro- que no logro enfocarme en una.

 

Para variar – como ya se ha venido haciendo costumbre de unos meses para acá – tengo insomnio. Creo que por eso he sido tan constante con el blog, no tengo nada mejor que hacer en las noches. Además, desde que me cambié de cuarto no tengo televisión (¡cómo me quitaba el tiempo!); creo que ya no quiero –cuando menos por un buen rato- volver a ella. Por lo tanto, no tengo ningún tipo de distractor para mis pensamientos, así como llegan… se instalan. Yo creo que algo tendrán que ver con mi insomnio (y lo mejor es que todavía me lo pregunto).

 

No sé si toda la gente es así, pero mis pensamientos pueden ser algo obsesivos, simplemente se instalan – eso sí, se ponen muy cómodos- y no hay poder humano (bueno, tal vez el mío) que los saque de ahí. Lo peor es que como son muchos, ni siquiera se entiende bien lo que me quieren decir – una ya de por sí con atención dispersa – y mis pensamientos que no se ponen de acuerdo.

 

Sólo lo podría traducir como ruido. Sé que son muchos – un chingo-, pero cuando se ponen así no sé ni por donde empezar a desenmarañar la madeja y la mayoría de las veces no encuentro el principio – o el final- de ésta. Así que lo único que me ayuda a no sentir tanto ese ruido, es escribir.

 

A ratos siento que esto ni siquiera es escribir, es más bien un acto parecido al vomitar. No es casualidad que antes fuera bulímica – sólo cambió el síntoma, la necesidad es la misma-. Lo diferente: ahora se convirtió en un proceso creativo en lugar de un círculo autodestructivo.

 

Las palabras salen con fuerza, sin siquiera pensarlas… es como si de esa maraña de pensamientos, fueran saliendo –las palabras- sin pasar por la cabeza. Pareciera que al plasmar aquí todo lo que me va pasando, se va calmando ese ruido… va encontrando una salida.

Anuncios