Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Qué linda es la vacación AgopmWed, 19 Aug 2009 18:15:39 +00002302009 20, 2009

Ha pasado tiempo desde la última vez que escribí -3 días para ser exactos-, más de lo que me hubiera gustado dejar pasar, pero esto de estar en familia es muy absorbente. Aunque no hacemos nada, además de disfrutar de la playa, del mar, del sol y de la hamaca (no estoy presumiendo, simplemente describiendo); el tiempo se esfuma sin darme cuenta.

Me la he pasado durmiendo, ni siquiera he leído el libro que traje. Según yo lo iba a leer echada en la hamaca, pero basta que asiente el cuerpecito ahí para que quede súpita en menos de 5 minutos. De normal no soy nada dormilona, de hecho continuamente me quejo de insomnio, pero seguramente son estragos de la vida citadina porque aquí mi problema ha sido el contrario. No logro estar activa, podría estar todo el día comiendo y durmiendo… durmiendo y comiendo… ah y tomando una que otra cervecita.

Como verán, mis propósitos no han sido cumplidos como se debería… ni he salido a caminar (a menos que tomemos en cuenta los 50 pasos que hago de la casa a la playa y viceversa) ni he escrito prácticamente nada desde que llegué. Pero ya regresaré a mi vida en el d.f. y todo volverá a la armónica rutinaria normalidad.

Se agradecen las vacaciones y las estoy disfrutando como nunca, pero no se crean, extraño el smog, el ruido, el caos de mi México lindo y querido y eso que no soy originaria de ahí… pero qué le puedo hacer, soy hija de la mala vida y del desorden ordenado.

Además, no sé porque, pero algo me dice que estas serán mis últimas vacaciones en un buen rato (espero que ese “algo” sea exceso de trabajo). Así que ha disfrutar se ha dicho, como bien dicen por ahí: “en el mar la vida es más sabrosa… en el mar todo es felicidad”. Todavía quedan unos días más de buena y gozosa vida.

Reportando desde el puerto de Chelem, en el estado de Yucatán (dicho sea de paso, tierra que me vio nacer).

Anuncios