Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Perfección SepamWed, 12 Sep 2012 01:49:46 +00002552012 20, 2009

Su pezón estaba erecto, expectante. Él, lo rodeaba con la punta de la lengua, succionando por momentos, deleitándose en el. La besaba una y otra vez, recorría su cuerpo con el suyo, esperando el momento perfecto para bajar a su lugar favorito.

Ahí estaba ella, tumbada boca arriba, con las piernas abiertas, temblorosa. Tenía la cabeza girada hacia la izquierda, esquivando su mirada… pero no podía negarle ese placer, el placer de verla, de admirarla sólo para él.  Si ella no disfrutaba de su cuerpo, cuando menos –pensaba- que alguien más lo haga.

Él estaba sentado frente a ese espectáculo, con la cabeza metida entre sus piernas… admirando cada pliegue, cada recoveco; aspirando su olor, el perfume particular de esa mujer, la mujer que amaba y que nunca sería suya. No por decisión propia, sino por miedo a arruinar la magia que existía entre ambos. Respiraba profundo y guardaba ese olor sólo para él, era como si tomara fotografías instantáneas, no podía dejar de ver y admirar semejante belleza, estaba convencido que jamás encontraría un altar a la feminidad igual a este y por eso debía conservarlo en su memoria para siempre, intacto, perfecto.

 

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s