Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Recordatorio JunpmSun, 03 Jun 2012 23:06:46 +00001542012 20, 2009

No me conformo con dar gracias porque fue SIN violencia!
No me conformo con vivir en un país que da para mucho más y que por la comodidad de gente que prefiere irse por la vía rápida; encima de todo, tenga que dar “gracias” porque no me pasó nada.

 

Hoy fui a dar una conferencia a la Benemérita Escuela Nacional de Maestros y cómo no quejarme, si ahí me robaron las tarjetas, el i-phone, mi IFE y la licencia… todo esto, mientras daba una conferencia de equidad de género en el aula.

Irónico que mientras platicaba acerca de la valentía que se requiere para cambiar al mundo y cuestionarte creencias -para así poder hacer algo diferente- … alguien -amante de lo ajeno- decidiera que era un gran momento para irse en automático por el camino fácil y saquear mi bolsa; correr al supermercado más cercano y vaciar mis tarjetas. Cuando bajé y noté el robo, era demasiado tarde, el daño estaba hecho.
Por si fuera poco, para cerrar con broche de oro, las edecanes del evento que me estaban ayudando a buscar mi celular,  lo único que me decían era: “Nadie tocó su bolsa maestra. Yo creo que ha de haber dejado el celular y sus tarjetas en casa”  Quéeee?! Cómo se atreven?! Si no van a hacer algo al respecto, mejor NO hablen! … ahora resulta que la ladrona soy yo o cómo.

Insisto, este tipo de situaciones me enojan muchísimo. No me conformo con consolarme porque “pudo haber sido peor” o con que “lo material se recupera”. Estas cosas ¡no deberían de pasar! La gente deberíamos poder salir tranquilos a la calle, sin preguntarnos si regresaremos vivos o seremos víctimas de la violencia absurda de este, nuestro amado México.

Yo he vivido la violencia en carne propia. Cuando tenía 14 años, 7 personas entraron a asaltar mi casa con pistola en mano. Y no estoy dispuesta a “dar gracias” porque en esta ocasión corrí con “suerte”  ¡¿Cuál suerte?! No confundamos la leche con la magnesia, esto no es suerte…

Yo, sí creo que las cosas pueden ser distintas; que no tenemos por qué pagar unos por las fechorías de otros! Sí creo que unidos, podemos hacer un cambio. Sí creo que si estudiamos y nos cuestionamos cómo llegamos hasta aquí, encontraremos respuestas interesantes, con soluciones aún más interesantes.
Estoy convencida que hay que apostarle a la educación y sigo trabajando y poniendo mi granito de arena para que esto sea una realidad.
Creo en mi país y no estoy dispuesta a perder la fe, a dejar de confiar en la gente, a salir y caminar por las calles de esta ciudad, segura de que regresaré sana y a salvo a mi casa. Hoy, me siento herida, triste, lastimada…y me he repuesto de cosas mucho peores, pero no estoy dispuesta a acostumbrarme a estos a estos actos, a dejar que dejen de sorprenderme, a que dejen de doler… sin esto, olvidaría que no está bien, que no es normal vivir así y no es el mundo que le quiero dejar a mis hijos -que aún no llegan- ó a mis sobrinas -que ya están aquí-.

Por un México en paz.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s