Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Francesca… regalito del cielo. AgopmFri, 14 Aug 2009 21:03:16 +00002252009 20, 2009

Cómo se puede querer tanto a alguien que apenas conoces, me preguntaba hace unos momentos a mí misma. Y es que cada que veo a mi sobrina –quien está próxima a su primer año de vida- me asalta la misma duda.

No me termino de explicar cómo ni por qué, pero me tiene robado el corazón desde antes de llegar a este mundo.

 

Me acuerdo cuando mi hermana y mi cuñado la buscaban; me acuerdo el diciembre que apareció. Nos dieron la sorpresa de que ya venía en camino, la semillita ya estaba creciendo en las entrañas de Giova –mi hermana-.

Los nueve meses de espera, esa espera que me parecía infinita. Todos los preparativos para su llegada; las fiestas que hicimos en su honor –desde antes que naciera-, el cuarto que le prepararon sus papás y la emoción con que las dos familias la esperábamos.

Los casi tres días que su mamá estuvo en el hospital en labor de parto para que finalmente el doctor decidiera que sería cesárea y viera la luz por primera vez el 31 de agosto de 2008 alrededor de las nueve y media de la mañana.

 

Recuerdo que fue mi mamá quien me dio la noticia y me pasó al costo todo lo ocurrido. Estábamos desperdigados por toda la república… ellos en San Diego (por aquello de que lo mejor que tiene Tijuana es San Diego…o eso dicen), la nonna (mi abuela) y yo en el D.F., mi hermano en Mérida y mi papá en Villahermosa; pero nada de esto fue impedimento para darnos la noticia los unos a los otros. Finalmente, la espera había concluido y una nueva integrante había llegado a la familia.

Un pedacito de carne con vida propia llegó y yo no podía parar de llorar cuando me dieron la noticia… “¡Ya eres tía!” No entendía exactamente lo que pasaba por mi cuerpo, por mi mente, pero me gustaba.

Es algo único ver cómo va descubriendo el mundo, cómo día a día crece a pasos agigantados, dejándonos a todos boquiabiertos con cada movimiento que hace o deja de hacer.

 

Hoy, Fran (mi sobrina) vuelve a hacer de las suyas… unir a toda la familia para pasar unas vacaciones todos juntos; hasta los bisabuelos vienen a visitarla.

La tengo gateando alrededor mío, risa y risa, lo que complica mi concentración para escribir y al mismo tiempo la impulsa para poder comunicar la emoción de tenerla cerca de mí.

 

No tengo la más remota idea de lo que se sienta tener un hijo, pero le agradezco a mi hermana la valentía de probarlo y dejarnos formar parte de la experiencia. ¡Magia pura!

Anuncios
 

2 Responses to “Francesca… regalito del cielo.”

  1. karla belinda Says:

    Te entiendo perfecto!!
    simplemente inexplicable… tu lo has dicho, magia pura!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s