Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

Recuento de los daños JulpmTue, 21 Jul 2009 12:03:33 +00002012009 20, 2009

Hoy, ya tengo 26 años y 1 día. Es una sensación rara, no sé porque siempre me ha pasado lo mismo. Al día siguiente de mis cumpleaños me entra una especie de melancolía y tristeza difícil de definir. Tal vez guardo un poco de luto por el año que acaba de morir, por un ciclo que se termina y por el innegable recuento de los daños del año que acaba de pasar.

Este año en particular es muy importante para mí. Terminé la maestría, entré a otra, cumplí años, llegó a su fin –pensé que nunca lo iba a lograr- una relación de varios años y mis papás me cortaron el subsidio económico que hasta el día de hoy me había permitido vivir tranquila y cómodamente.

 

No tengo trabajo, llevo varios meses tratando de conseguir algo y nada. Todo mundo me dice: “pero tú tan preparada, algo bueno encontrarás, no te desesperes” ¿cómo no me voy a desesperar? Ya no tengo dinero y sí tengo gastos –y varios-.

Hoy, cuando volteo a ver hacia atrás, pareciera que no he hecho mucho; me he dedicado a estudiar – no es que eso sea poca cosa- pero no tengo mucha experiencia laboral y pareciera que eso es indispensable para conseguir un trabajo hoy en día.

Creo que nunca voy a terminar de entender el: “se solicita mujer u hombre, entre 25- 30 años, con mínimo 5 años de experiencia – en el ámbito laboral que más les guste- con maestría, especialidad, doctorado o cualquier tipo de posgrado. Si no cumple con el 100% de los requisitos, favor de NO enviar su curriculum” A lo cual, yo siempre hago caso omiso, y de cualquier manera lo mando, pidiendo una oportunidad para adquirir la experiencia. Hasta el día de hoy, sin buenos resultados.

 

Sí, lo sé. Hoy ando de grinch, pero es que hay días en que me desespero sobre manera y pierdo toda esperanza de encontrar un trabajo pronto. Hay días – como hoy- en los que necesito quejarme, expresar y gritar a los cuatro vientos que este mundo es una porquería.

Sí, lo acepto; hoy no es mi mejor día – he tenido mejores-. ¿Pero cómo se supone que se le hace para encontrar un trabajo si lo único que he hecho – la mayor parte de mi vida- ha sido estudiar y nadie me ha querido dar mi primera oportunidad? Mi papá dice, que la necesidad va a hacer que encuentre un trabajo – el que sea-. Creo que me sulfata escuchar esa frase, no he estudiado toda mi vida, para encontrar un trabajo de mesera – no tengo nada contra ellas- simplemente no me parece justo para todo el tiempo, el esfuerzo y la dedicación que he tenido con mis estudios y conmigo misma. ¡No quiero el trabajo que sea! Me reuso a ser una infeliz que se despierte a las 7 y se duerma a las 10, sin mayores aspiraciones que recibir su cheque quincenal. Quiero un trabajo que valga la pena – sí, ya lo sé… limosnera y con garrote-.

P.D. Universo -en tu maravillosa grandeza- espero que escuches mi plegaria y me abras la puerta que necesito. Gracias!

Anuncios
 

6 Responses to “Recuento de los daños”

  1. Pat Says:

    Uy, tengo mil respuestaspara esta entrada, la primera, “NO TE DESESPERES” creo que cuando tu papá te dice que la necesidad te llevará encontrar trabajo, no se refierea que seas mesera, mira te pongo mi caso como ejemplo, yo estudié diseño gráfico pero jamás me intersó dedicarme a eso, trabaje en ventas dos años, pero lo que realmente me interesa es el Marketing, y ahora hago una maestria en eso. Bueno realmente es en publicidad pero basicamente llevo pura mercadotecnia. Me he topado que si quiero conseguir un buen puesto tendré que aventarme la licenciatura completa ya que a donde vaya con mi currículum no los sacas del “pero si tu eres diseñador” sin importar mis años de expereincia en ventas o el hecho de que estoy estudiando un Master (no un dimplomado o especialidad, un master en publicidad). Pero en fin, no se le pueden pedir peros al olmo. Hace 2 semanas conseguí trabajo, la paga es poca y apenas me va alcanzar parapagarme las doscosas, la maestría y una licenciatura en línea. Trabajo en un centro de impersión como todólogo, entre que veo prepresa y salidas y entre que estoy desarrollando un plan de marketing para la empresa que es parte de un proyecto de la maestría, mi trabajo es mediocre, pero me da chance de expandirme, y tengo fe que me servira de escalón para conseguir ese trabajo que también estoy buscando. Asi que estoy agradecido, y masde tenerlo hoy que parece que la mayoria esta sufriendo el desempleo.

    Y segundo, creo que si se puede conseguir experiencia mientras estudias y eso es trabajando, alguien que trabaja y estudia al mismo tiempo consigue empleos mucho mejores. Claro obiamente tendría que haber estudiado mkt, pero bueno al final cuando tengamos 40 es cuando se nota la diferencia de los que nos esforzamos y los que nos quedamos en nuestro comfourt zone. Escribí un post precisamente de esto que te está pasando, se titula “la crisis del cuarto de vida” te paso el link por si te intersa.
    http://pattersonzum.wordpress.com/2009/06/25/la-crisis-del-cuarto/

    Saludos, héchale ganas, y no te quejes, es mi mejor consejo.

  2. Alessia Di Bari Says:

    Hola Pat,
    muchas gracias por tus comentarios y por platicarme tu experiencia. Siempre sirve sentirse acompañada y ver -que por mucho- no eres la única pasando por una situación similar. Interesante el art. de Crisis del Cuarto; lo tomaré en cuenta. Gracias! Saludos.

  3. dann! Says:

    Bueno, yo creo que si encuentras un trabajo – el que sea – sería muy bueno. Frustrante pero bueno, como “quien se ha llevado mi queso” en realidad virtual…

    No lo veas como un trabajo cualquiera, velo como una oportunidad…

    saludos!

  4. Roberto Soto Says:

    Hola chamaca,

    Nuevamente te comento que al igual que tu, aunque con empleo, me rehuso también a ser uno de los zombies que trabajan conmigo y esperan su cheque que acá, para colmo es mensual y por honorarios. La experiencia habrá que adquirirla y sí, conozco lo que es evitar un empleo de inicio, aunque fuera de la docencia (que para inicio es bastante menos-peor-pagada que otras opciones), igual te sirve para empezar. Yo detesto dar clasecitas de inglés y que en el changarro donde estoy no me vean cara de otra cosa que de teacher, pero ya vendrán otros tiempos, otros vientos y seguro terminarán reconociendo nuestros respectivos talentos en otros ámbitos.

    Beso,

    El Rober Precioso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s