Alessia Di Bari

palabrería barata – o no tanto-

amistades eróticas JulpmSun, 12 Jul 2009 23:17:13 +00001922009 20, 2009

El otro día – hace como 2 semanas- una amiga me leyó un pedazo de La insoportable levedad del ser de Milan Kundera. Tiene mucho que leí ese libro y la verdad ya no me acordaba muy bien, aunque – dicho sea de paso – no podía ser más ad hoc con mi relación actual (bueno, no sé si actual, porque no sé siquiera si lo que tengo / tuve es una relación).

 

Las deseaba, pero les tenía miedo. Entre el miedo y el deseo no tenía más remedio que buscar una especie de compromiso; lo denominaba «amistad erótica». A sus amantes les decía: sólo una relación no sentimental, en la que uno no reivindique la vida y la libertad del otro, puede hacer felices a los dos.

Quería tener la seguridad de que la amistad erótica nunca llegaría a convertirse en la agresividad del amor, y por eso mantenía largas pausas entre los encuentros con cada una de sus amantes. Estaba convencido de que éste era un método perfecto y lo propagaba entre sus amigos: «Hay que mantener la regla del número tres. Es posible ver a una mujer varias veces seguidas, pero en tal caso no más de tres veces. También es posible mantener una relación durante años, pero con la condición de que entre cada encuentro pasen al menos tres semanas».

Este sistema le daba a Tomás la posibilidad de no separarse de sus amantes permanentes, teniendo al mismo tiempo una considerable cantidad de amantes pasajeras.

El acuerdo tácito sobre la amistad erótica presuponía que Tomás dejaba el amor fuera de su vida. En cuanto incumpliese esta condición, sus demás amantes se encontrarían en una posición secundaria y se rebelarían.

Por eso buscó para Teresa un piso de alquiler al que ella tuvo que llevar su pesada maleta. Quería velar por ella, defenderla, disfrutar de su presencia, pero no sentía necesidad de cambiar su estilo de vida. Por eso no quería que se supiera que Teresa dormía en su casa. Dormir juntos era, en realidad, el corpus delicti del amor.

 

Me gusta pensar que yo soy como Teresa, que en realidad soy el corpus delicti, la evidencia. Que conmigo hace una excepción y no soy sólo una más en la colección de mujeres que han pasado por su vida. Que marco una diferencia sustancial. Que me ama, aunque de formas que yo todavía no logro entender.

Si tan sólo me hubiera dado cuenta antes que lo que teníamos era en realidad algo parecido a una “amistad erótica”, estaría metida en menos problemas. Mis relaciones serían menos complicadas. Tendría amigos y amantes, pero no los dos en uno, creo que ese combo no me resulta, porque termina siendo ni lo uno ni lo otro. Lo más triste es que cuando se termina, te quedas sin amante y sin amigo. Es como tener dos pérdidas en uno y si a eso además le agregas un hijo encantador del cual también te enamoraste perdidamente… la pérdida termina siendo tres a uno en tu contra.

Anuncios
 

6 Responses to “amistades eróticas”

  1. mktbabe Says:

    amiga, no cabe duda que el peor de los dolores radica en darte cuenta q el amor de tu vida es un niño de 6 años (en todos los sentidos)…¡pero la vida sigue!

  2. Yola Says:

    Y sin embargo no puedo concibir una relación sin la confianza y la diversión que involucra la amistad, por más pasajera que sea, ocnsidero que debe ir aderezada de ciertas chispas de complicidad, soporte y lealtad tan caracterísitcas de la amistad mmmm, complicado eh! aunque entiendo bien a lo que te refieres y me quedo pensando…

  3. Hola, Alessia.

    Pues las perspectiva masculina es paradógica a la femenina. La verdad los hombres somos unos “traidores” para el estereotipo que ustedes quisieran. En lo personal, Yo me enamoré de mi hija y al final me quedé solo, me volví un workholic y apliqué mucho tiempo las reglas de Tomás y hasta le añadí un detalle: anotaba las fechas para saber los ciclos hormonales de cada una. Eso suena aun más perro, ¿no?. Entre mis colegas me han bautizado el “Hitch”, porque cada vez que les digo qué hacer con sus ligues, les funciona. En fin. Solo quería decirte que ahora me siento muy feliz con mi pareja (me he enamorado a conciencia de ella) y que todos tenemos mercado. Adelante!

    • Alessia Di Bari Says:

      Hola Emmanuel,
      gracias por tu comment! Siempre es interesante tener la opinión de un hombre, que nos amplíe un poco la visión -a veces muy estrecha- acerca de algún tema. En hora buena por tu relación, qué gusto que la hayas encontrado!
      Saludos.
      P.D. Ya te pediré consejos, aludiendo al “hitch” que traes dentro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s